AFP.- Un ataque con drones reivindicado a rebeldes yemeníes provocó incendios en dos instalaciones petroleras de Aramco, en Arabia Saudita.

Éste es el tercer ataque en cinco meses contra el grupo. La televisión de los hutíes, Al Masira, habló de una "operación de envergadura contra refinerías en Abqaiq y Khurais" en el este del reino saudita.

Por su lado, el ministerio del Interior de Arabia Saudita había informado previamente que "a las 04:00 horas, los equipos de seguridad industrial de Aramco intervinieron en incendios en dos de sus instalaciones en Abqaiq y Khurais", agregando que los "dos incendios estaban controlados".

Las autoridades sauditas reforzaron la seguridad en torno a los dos sitios atacados, e impidieron a los periodistas acercarse a ellos.

El sitio de Abqaiq, a 60 kilómetros al sudoeste de Dahran, principal sede del gigante petrolero, alberga la mayor planta de tratamiento de petróleo de Aramco; mientras que Khurais, a 250 kilómetros de Dahran, es uno de los principales campos petroleros de la empresa pública.