México, AFP.-El ataque yihadista del sábado en Silgadji, un pueblo del norte de Burkina Faso en el que varios hombres fueron separados de las mujeres y ejecutados, dejó al menos 39 muertos, indicó el miércoles el gobierno en un comunicado.

"Las operaciones de rastreo en la zona de las Fuerzas de Defensa y de Seguridad (FDS) permitieron determinar la muerte de 39 de nuestros conciudadanos en este ataque cobarde y bárbaro", indicó en un comunicado Remis Fulgance Dandjinou, ministro de Comunicación y portavoz del gobierno.

Una fuente seguridad indicó el martes un balance de entre diez y treinta muertos, frente a los 50 de los que hablaron los testigos.

El domingo los habitantes de Silgadji que huían de la masacre llegaron a Bourzanga (norte).

"Según los habitantes [de Silgadji], los terroristas rodearon a la población en el mercado del pueblo y los separaron en dos grupos. Los hombres fueron ejecutados y ordenaron a las mujeres abandonar el pueblo", dijo AFP por teléfono un habitante de Bourzanga.

Desde 2015 unas 800 personas murieron en ataques yihadistas en Burkina Faso, un país fronterizo con Malí y Níger.

Según la ONU, los ataques yihadistas en Malí, Níger y Burkina Faso dejaron 4.000 muertos en 2019 y han provocado una crisis humanitaria sin precedentes, con 600.000 desplazados y refugiados que huyen de la violencia.