También justifica que se deben a la exigencia de esclarecer los hechos en la ciudad de Iguala

David Cienfuegos, el gobernador provisional de Guerrero, declaró este día que las últimas manifestaciones en la capital del estado, donde varios vehículos fueron incendiados y colocados frente al edificio del Congreso del estado, se deben a la exigencia de esclarecer los hechos en la ciudad de Iguala, en septiembre pasado, y por los retrasos en la designación de Rogelio Ortega como gobernador interino.

Cienfuegos fue entrevistado por una estación de radio de Chilpancingo, donde dijo que estas acciones son injustificables, puesto que “hay que reconocer que no se puede justificar de ninguna manera que, el recordar estos siete meses de los eventos de Iguala, o el exigir al Congreso que se logre la designación de Rogelio Ortega, pueden justificar que se hagan estas actuaciones violentas, como las que vimos”.

De acuerdo con el actual titular del ejecutivo, el hecho de que Ortega aún no se ratifique como gobernador por el Congreso del estado “crispó mucho los ánimos de algunos sectores” debido a que ven esta acción como “una especie de retroceso a la luz de lo que se ha podido avanzar en el entendimiento con las organizaciones que empezaron su movimiento desde septiembre pasado”.

Sobre la supuesta tolerancia extrema que algunos sectores, afirman, existe en el actuar de Rogelio Ortega respecto a las manifestaciones de los grupos inconformes, Cienfuegos dijo: “Yo no diría de tolerancia extrema, pero sí de tolerancia a muchas de las manifestaciones siempre y cuando el tope sea material; cuando llegamos al punto de secuestro de personas y de lesiones a personas estamos rompiendo esa tolerancia y ese es el límite que estoy seguro seguirá”.

Cuando se le cuestionó si era válido permitir los daños materiales, el mandatario expresó: “estamos hablando de poblaciones en los cuales los agravios se han acumulado durante décadas ¿y qué es lo que esperaríamos?”, y agregó que se debe dirigir las políticas para formar un contexto donde “la propia autoridad ha generado condiciones para que se crea en ella”.

Además, Cienfuegos comentó que dentro de estas manifestaciones hay grupos que lo que buscan es generar condiciones de inestabilidad y hacer ver que hay ingobernabilidad, “pero me parece que la ciudadanía ya está dándose cuenta de esa situación”.

A pregunta expresa, el mandatario señaló que el supuesto regreso de Ángel Aguirre a la gubernatura el pasado 24 de abril “no era prudente y lo mostró la serie de manifestaciones”,   incluso los propios medios de comunicación hicieron eco de la inconveniencia de la poca prudencia de que pudiera reincorporarse, en este momento donde aún existe la visión de muchos sectores de que no se ha hecho el ajuste de cuentas legal respecto a las responsabilidades del gobierno anterior.

Respecto a la supuesta amenaza contra Luis Walton durante una visita de campaña en la carretera de Tlapa, Cienfuegos calificó el hecho como “casos aislados” considerando el número de candidatos que existen. Y aseguró que en la mayor parte del territorio hay la suficiente tranquilidad para que se desarrollen las elecciones. Mientras que lugares donde aún existe el planteamiento de la inseguridad, se tienen que crear las condiciones para que en este próximo mes de mayo haya ya las condiciones “para que los ciudadanos ejerzan su derecho de manera tranquila”.