México.-Un ataque suicida con un tractor lleno de explosivos causó al menos 16 muertos y 119 heridos este lunes en Kabul, la capital de Afganistán.

Una densa humareda se alzaba el martes por la mañana de la Villa Verde, que acoge organizaciones internacionales y casas de huéspedes y es blanco frecuente de ataques. El fuego suponía un peligro también para los vecinos locales.

Varios residentes descontentos trepaban los muros del complejo atacado, donde viven muchos extranjeros, y prendieron fuego a parte del vecindario.

El Talibán sigue cometiendo ataques a pesar de que el enviado estadounidense en el país afirma que el grupo armado ha alcanzado un principio de acuerdo para poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos. El acuerdo preliminar incluye una retirada de las tropas extranjeras que el Talibán ya presenta como una victoria suya.

"Comprendemos que las conversaciones de paz están en marcha (...) pero también deben comprender que no somos débiles y que si entablamos conversaciones (...) las entablamos desde una posición fuerte", dijo a The Associated Press el portavoz talibán Zabihullah Mujahid.

El ataque, señaló, fue una respuesta a las detenciones de fuerzas estadounidenses y afganas sobre civiles en otras partes del país. Aunque admitió que los civiles deberían sufrir menos daños, dijo que no deberían vivir cerca de un complejo con presencia extranjera tan importante.

Unos 400 ciudadanos extranjeros fueron rescatados del barrio tras el ataque suicida, indicó el portavoz del Ministerio del Interior Nasrat Rahimi. La bomba estalló en la calle junto al muro oeste del complejo y destruyó varias viviendas.

Cinco agresores murieron baleados por las fuerzas de seguridad después de la explosión, la cual tuvo lugar apenas horas después de que un enviado estadounidense informara al gobierno afgano sobre un acuerdo "en principio" con el Talibán, según el cual 5.000 militares estadounidenses dejarían el país en un plazo de cinco meses.

Horas antes del ataque del lunes, Khalilzad mostró al presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, el borrador de un trato tras declarar que están "en el umbral de un acuerdo" luego de concluir la novena ronda de conversaciones entre el gobierno estadounidense y el Talibán en Qatar. Aún falta que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apruebe el texto.

Los preocupados habitantes de Kabul se preguntan si puede confiarse en que el Talibán respetará el acuerdo, especialmente si las tropas extranjeras se retiran.