En respuesta a una denuncia ciudadana, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) atendió el caso relacionado con el presunto abandono de siete tigres en un terreno ubicado en Chimalhuacán.

La dependencia informó que tras recibir dicha denuncia, los inspectores acudieron al citado lugar ubicado en el Bordo de Xochiaca y Avenida de las Torres, del Estado de México, donde hallaron a los felinos en una caja de trailer del Circo Chino de Pekin.

Los animales que ya estaban siendo resguardados por personal de Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de México (PROPAEM), con ayuda de la policía estatal y municipal, Protección Civil y el cuerpo de bomberos, contaban con lectura de microchip.

Durante la inspección ocular las autoridades constataron que los cinco machos y dos hembras se encontraban en aparente buen estado físico y de salud, sin lesiones y con buena respuesta de estímulo.

Estaban en jaulas individuales (a excepción de una pareja que estaba en una sola) y tenían alimentos, agua y espacios limpios.

Durante la diligencia, el propietario de los ejemplares apareció y presentó la documentación para acreditar la legal procedencia, la cual coteja con el sistema de marcaje, por lo que se procedió a levantar acta circunstanciada número FA/090/15.

La Profepa detalló que el propietario argumentó que dejó los ejemplares en dicho sitio de manera momentánea, toda vez que el pasado lunes comenzó a quitar la carpa y a trasladar a los animales a un predio de su propiedad ubicado en Tizayuca, Hidalgo.

Además demostró contar con la autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para exportarlos a Turquía.

Notimex