México.-Verónica Hipólito es una atleta brasileña de 22 años. Sufrió un derrame cerebral, varios tumores cerebrales y 200 tumores malignos en su intestino grueso.

A los 14 años se despertó y sintió la mitad de su cuerpo paralizado, había sufrido una lesión en el cerebro. “Cuando desperté en el hospital mi padre me dijo ‘Cuando te vayas de este lugar todos intentarán ponerte límites, pero la que decidirá qué puedes hacer y qué no, eres tú. Y yo estaré para acompañarte'”, menciona Verónica.

Los doctores le dijeron que no podría volver a caminar. Determinada en alcanzar sus sueños, la joven logró recuperarse en tan solo dos años y ganó los 200 metros en el campeonato del mundo en 2013, con 17 años. Lamentablemente, ese mismo año le detectaron un tumor cerebral, 4 años después de haber extirpado uno.

Días antes de los Juegos Panamericanos de Toronto de 2015, médicos le diagnosticaron poliposis adenomatosa familiar, un trastorno hereditario que le produjo más de 200 tumores en el tracto intestinal. Tuvieron que extirparle el 90% de su intestino grueso.

A pesar de sus problemas de salud, no se detuvo y al poco tiempo volvió a entrenar y llegó a los Juegos Paralímpicos de Río 2016, que era su máximo sueño en ese momento. En ese evento logró colgarse la medalla de plata en lo 100 metros y la medalla de bronce en los 400 m.

Por desgracia, las batallas de Verónica no habían terminado, en 2017 los doctores encontraron que tenía otro tumor cerebral, y al año siguiente hallaron más rastros del tumor lo que implicó una nueva operación. Debido a las consultas médicas, operaciones y el tiempo de recuperación, la joven brasileña se alejó de los entrenamientos durante dos años.

Hoy en día, después de haber superado todos estos obstáculos, esta campeona se encuentra de nuevo entrenando en el Centro Paralímpico Brasileño de São Paulo.

“Podría haber desistido después de la operación del intestino grueso con 200 tumores. También luego de la última cirugía. Pero acá estoy, viviendo. Y quiero seguir viviendo. Quiero ser una gigante del siglo XXI. Quiero ser alguien a la que todo el mundo mire y se inspire. Nunca podemos poner el odio al frente. Solo vivimos una vez. ¿Vamos a perder el tiempo odiando, si podemos estar amando? No podemos perder el tiempo”, dijo en entrevista con Globo.