#Creativos

Atribuyen la Gioconda del Prado a discípulo español de Leonardo Da Vinci

La Gioconda del Prado fue realizada casi en paralelo a su gemela del Louvre de París, aunque se ignora cuándo es que entró a formar parte de la Colección Real española.

Por Redacción, 2018-04-13 10:43

Roma, (Notimex).- Una serie de imágenes y escritos ocultos han sido descubiertos en el cuadro “La Gioconda Del Prado”, de autor hasta ahora desconocido pero que según las últimas investigaciones habría sido pintado por un discípulo español de Leonardo da Vinci.

Esas son las conclusiones a las que llegó el italiano Comité Nacional para la Valorización de los Bienes Históricos, Culturales y Ambientales tras una serie de estudios realizados a la obra custodiada en el Museo del Prado de Madrid y que copia la célebre Gioconda o Monna Lisa de Da Vinci, expuesta en el Louvre de París.

El historiador Silvano Vinceti, presidente del Comité, informó que Roberto Biggi, del equipo científico de la misma organización, sacó a la luz una serie de imágenes y escritos invisibles a simple vista, gracias al uso de lentes de aumento especiales con los que fue estudiada la obra del Museo del Prado.

Explicó que esos enigmas fueron sometidos a una interpretación simbólica e histórica hecha posible gracias a la colaboración del historiador español José Luis Espejo.

En particular, apareció un rostro masculino en el trasfondo del paisaje que reproduciría la semblanza de un moro.

También salió a la luz un castillo de estructura octagonal típica de la arquitectura catalana. Vinceti recordó que el plano octagonal fue utilizado por los Caballeros Templarios.

Asimismo, fueron identificados un puente y una iglesia a pocos pasos que pertenecerían a Castellvell i el Vilar, una localidad cercana a Monserrat.

“Se trata de descubrimientos importantes que nos permiten dar una respuesta sobre quien fue el autor de esta pintura, que puede ser solamente español y que sería el pintor Fernando Yáñez del Almedina”, dijo Vinceti.

Resaltó que ese discípulo muy probablemente estaba en el taller de Leonardo en 1505, cuando el genio toscano se encontraba en Florencia realizando los bocetos para el cuadro la Batalla de Anghiari, que le fue comisionado por el gobernador florentino Pier Soderini.

Explicó que tales descubrimientos fueron posibles con el uso de lentes de aumento especiales y de la técnica del Photoshop, gracias al trabajo del ingeniero Roco Bruno, también miembro del equipo del Comité.

“La combinación de estas técnicas permite sacar a la luz los misterios escondidos en las pinturas”, resaltó Vinceti.

La Gioconda del Prado fue realizada casi en paralelo a su gemela del Louvre de París, aunque se ignora cuándo es que entró a formar parte de la Colección Real española.

Hipótesis de algunos historiadores han apuntado que habría sido llevada a Madrid por el escultor Pompeo Leoni, quien poseía bocetos y dibujos de Da Vinci.

En enero de 2012 y luego de que la obra fuera sometida a una restauración, se anunció en Londres que pertenecía a la escuela leonardesca.

Los trabajos de análisis y restauración de entonces fueron realizados para que el cuadro pudiera ser expuesto al lado de su gemelo parisino y revelaron sorprendentes similitudes entre ambos

#Creativos

Convocan a la primera edición del Premio Traducción de Poesía

Como premio a la ganadora se ofreció la posibilidad de publicar en varias revistas, 5 mil pesos en efectivo, una estancia en la Casa del Traductor y una mención honorífica.

Por Redacción, 2018-10-19 13:40

México, (Notimex).- Con el propósito de fomentar la traducción y la difusión de la poesía suizo-italiana en los países de lengua hispana, se llevó a cabo la Primera Edición de “M’illumino d’immenso”, Premio Internacional de Traducción de Poesía del Italiano al Español.

La premiación fue organizada por los poetas y traductores Vanni Bianconi, Fabio Morábito y Barbara Bertoni, coordinadora del Laboratorio Tradixit, en colaboración con el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México y de la Embajada de Suiza en México.

Para dar inicio al evento, celebrado ayer por la noche en el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México, los poetas y traductores Fabio Morábito, Francisco Segovia y Pedro Serrano dieron una charla donde se debatieron puntos de vista respecto a la labor que realiza un traductor de poesía para conservar la idea original del autor.

La ganadora de la noche fue la italiana Eleonora Biasin Povoleri, quien realizó la traducción de los poemas “Visiones” de Umbreto Fiori y “Dos Arañas” de Giorgio Orelli.

En entrevista para Notimex Biasin aseguró: “Traducir siempre ha sido un reto, encontrar la palabra correcta que permita mantener y transmitir el sentido de una prosa es una labor difícil y genera una gran satisfacción”.

Fabio Morábito aseguró que para traducir poesía hay que ser poeta porque traducir y conservar el sentido y sentimiento requiere de una labor artística. El poeta mexicano también expresó su deseo de que esta premiación se realice anualmente

El jurado estuvo integrado por traductores literarios y poetas, quienes recibieron un total de 600 poemas traducidos provenientes de 16 países (Andorra, Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, España, Guatemala, Italia, Japón, México, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela) que presentaron traducciones en 10 variantes del español.

Como premio a la ganadora se ofreció la posibilidad de publicar en varias revistas, 5 mil pesos en efectivo, una estancia en la Casa del Traductor y una mención honorífica.

#Creativos

“Novela negra género respetado en México”: Élmer Mendoza

Mendoza anunció que la serie de “El Zurdo” Mendieta seguirá en su próxma entrega, y que muchos lectores le piden que continúe y no le ponga fin al personaje.

Por Redacción, 2018-10-19 13:33

Madrid, (Notimex).- El género de novela negra “es de respeto en México”, creado por sus autores y sus obras en las que se narra la realidad del país desde su trabajo literario, afirmó aquí el escritor mexicano Élmer Mendoza.

En una conversación con medios de comunicación mexicanos con motivo de su participación en el Festival Getafe Negro 2018 y la promoción de su nueva novela “Asesinato en el Parque Sinaloa”, dijo que “la estatura de la novela negra mexicana actual es porque es más literaria”.

Al hacer un análisis de la situación actual del género en su país, consideró que se recuperan las bases que en su momento crearon Rafael Bernal con “El complot mongol”, y Paco Ignacio Taibo II con su serie sobre Héctor Belascoarán Shayne.

Abundó que se parte de esa base de línea de personajes que investigan, y en el caso de Taibo, además de ensamble de historias, se cuenta “una realidad que es dolorosa y tiene ahora mucha prensa”, y eso hace que se lea más también fuera del país, como en España.

“Algo hemos hecho para que se nos lea; hemos creado un ambiente de respeto al género y a nosotros, tanto por lo que respondemos, nuestra formación universitaria, como lectores y porque amamos al país, lo tomamos y lo contamos, ahí vamos”, expresó.

Tras citar a algunos de los nuevos escritores del género, comentó que en sus cursos ha detectado cómo muchas mujeres jóvenes tienen “astucia de esta generación para abordar el universo del delito, no del narco, sino de su mundo, lo que pasa en los antros, la violencia contra la mujer”.

Sobre su nueva novela, explicó que en esta nueva entrega del detective Édgar “El Zurdo” Mendieta trató de contar de personas, cosas que no están presentes en los anteriores libros, y en este caso destaca su adicción al alcohol y la melancolía.

En este caso, el protagonista que se había ya retirado debe volver a investigar un asesinato en el Parque Sinaloa, de la ciudad de Los Mochis, en el noroeste de México, y lo hace con ayuda de la agente Gris Toledo.

En medio de ello, el líder de un cártel de narcotráfico, que escapa de la prisión, busca reencontrarse con Daniela K., conductora de radio, lo que asemeja la historia a lo vivido entre Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo” y la actriz Kate del Castillo.

Aclaró que esa parte de la novela estaba trazada antes de conocerse la historia entre “El Chapo” y Kate, y que de hecho lo que narra de ello son rumores que “no tienen que ver con lo que apareció de ellos en la prensa”.

Mendoza (Culiacán, México, 1949) abundó que sus novelas las diseña y una vez hecho eso se centra en su desarrollo, sin dejar que la realidad invada su proceso creativo “porque si se toma en cuenta todo lo que pasa, no acabaría la novela”.

“Hay un hecho literario y hay un hecho real, pero de allí no paso. Cuando hago un proyecto de novela sobre eso trabajo, no permito que entre nada de afuera aunque sea seductor porque tengo que ser fiel a lo que pienso”, recalcó.

“Las novelas se piensan antes, hago mis planes y cuando me instalo no importa lo que pase alrededor”, enfatizó.

Mendoza aseguró que cada novela la escribe como si fuera la primera, y “la fascinación por desarrollarla” es algo que disfruta como si empezara en este oficio aunque aplica la experiencia adquirida.

El autor sinaloense manifestó sentirse bien con el lenguaje alcanzado en “Asesinato en el Parque Sinaloa”, en que utiliza recursos como tener un narrador, lo que cuenta el protagonista y una serie de diálogos de narcotraficantes con un habla fuerte.

Afirmó que en este caso trabajó mucho “la semántica de la agresión” para que se lenguaje sea lo más acertado posible a la historia y a la lectura del libro.

Mendoza anunció que la serie de “El Zurdo” Mendieta seguirá en su próxma entrega, y que muchos lectores le piden que continúe y no le ponga fin al personaje.

Añadió que su siguiente libro que aparecerá se llama “No todos los besos son iguales”, en un género totalmente diferente y basado en “La bella durmiente”.

Luego saldrá “La cuarta pregunta”, una continuación de “El misterio de la Orquídea Calavera”, protagonizada por “El Capi” Garay, del que pretende una trilogía.

#Creativos

Llega a México la Feria Internacional del Libro Judío

Esta feria que se extenderá hasta el 28 de este mes, cuenta con la participación de autores nacionales e internacionales.

Por Redacción, 2018-10-19 13:27

México, (Notimex).- Con la exposición “Más que mil palabras”, integrada por 20 retratos de escritores realizados por el poeta e ilustrador israelí, Ronny Someck, esta noche fue inaugurada la segunda edición de la Feria Internacional del Libro Judío (Filju) en el Centro de Cultura Bella Época de esta capital.

Organizada por el Centro de Documentación e Investigación Judío de México (Cdijum), con el auspicio del Fondo de Cultura Económica (FCE), esta feria que se extenderá hasta el 28 de este mes, cuenta con la participación de autores nacionales e internacionales, además de que se trata de un foro para los exponentes más destacados de la narrativa judía en el mundo.

Enrique Chmelnik Lubinsky, director general del Cdijum, comentó que la feria es un espacio que impulsa el diálogo y se empeña en fortalecerlo entre las comunidades, el entendimiento entre las culturas y la armonía entre las personas.

Consideró que la fortuna le sonríe a la Filju, “toda vez que hoy 18 de octubre del 2018, poco pasadas de las 18:00 horas y considerando que en la tradición judía el número 18 es el que simboliza la vida, organizamos esta feria, no sólo con la alegría de verla en su segundo año, sino con la esperanza que tenga una larga y dichosa vida”.

Por su parte, Mayer Zaga Galante, presidente del Comité Organizador de la Filju, expresó su beneplácito, al tiempo de destacar que la idea de la feria, es “hacer de ella, una fiesta de amistad y de cultura”.

Señaló que tanto la cultura mexicana, como la judía, son amigas a través de las letras y de las historias que comparten.

Asimismo, indicó que la Feria Internacional de Libro Judío recuerda mediante conferencias, destacadas efemérides de distintos artistas como el violinista Henryk Szeryng, a 100 años de su nacimiento.

Músico que llegó a México, proveniente de Polonia, durante la Segunda Guerra Mundial y se convirtió en profesor del Conservatorio Nacional de Música, quien destacó como intérprete gracias a su extraordinaria técnica.

Así como al escritor Isaac Bashevis Singer, a 40 años de haber recibido el Premio Nobel de Literatura; quien fue el primer y único escritor en lengua idish que lo ha recibido.

“En aquel entonces, José Emilio Pacheco escribió: Singer escribe en idish, una lengua que fue literalmente calcinada en los hornos de Hitler y que cada día pierde hablantes sin que nuevas generaciones los sustituyan, pues los hijos emplean el idioma del país en que han nacido y si desean conservar las tradiciones aprenden hebreo, no idish”, refirió.

También se recuerda al poeta español León Felipe, a 50 años de su muerte, uno de los poetas más grandes en lengua castellana, quien mostró su empatía y cercanía con el pueblo de Israel en poemas como Auschwitz, que comienza exclamando: “A todos los judíos del mundo, mis amigos, mis hermanos”, comentó.

Zaga Galante destacó que este año el Premio Filju rendirá homenaje a la trayectoria de Margit Frenk, académica e investigadora emérita de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), considerada la máxima conocedora de la lírica popular hispánica.

Más de 30 presentaciones de libros conforman el programa de la Filju 2018, incluyendo obras de Angelina Muñiz-Huberman, Silvia Cherem, Etgar Keret, Karen Chacek, David Evanier, Judy Goldman, Dror Burstein, Elisa Queijeiro, Eduardo Kovalivker.

Además, participarán intelectuales académicos y especialistas en mesas redondas, e impartirán conferencias.

El resto del programa comprende lecturas de textos de Woody Allen y Ephraim Kishon; proyecciones de documentales; presentaciones de danza y recitales musicales, entre los que destacan el concierto de la Orquesta Kol Shalom y la presentación del Grupo Sefarad.