En los últimos años se ha registrado un aumento en el número de embarazos en adolescentes y niñas, especialmente en regiones con población indígena, advirtió el secretario de Salud de Guerrero,  Carlos de la Peña Pintos.

Cuestionado, dijo que se ha registrado una disminución de las edades de las madres que dan a luz en los hospitales de la entidad, y expuso que se han dado casos de niñas que dan a luz a los 10 u 11 años de edad.

“(A esas edad, el cuerpo de las madres) no está preparado para tener un embarazo y las complicaciones de hemorragia, de prematurez, son mucho mayores; entonces, la mortalidad materna aumenta en esas edades, y la mortalidad perinatal en los recién nacidos aumenta por la misma prematurez”, explicó.

El funcionario estatal fue entrevistado en la inauguración del Curso Monográfico 2016, organizado por el Colegio de Médicos de Guerrero; ahí, consideró que mucho se tiene que hacer por parte de las instituciones de gobierno, así como desde la familia y por parte de las agrupaciones médicas para tener una sociedad más sana y protegida.

Dijo que esta situación se debe, en parte, a que “algo hemos hecho mal como sociedad”, y argumentó que a pesar de que las autoridades están llevando a cabo acciones conjuntas, el problema “nos incluye a todos”.

Incluso, cuestionado, dijo que las autoridades no han fallado mediante las políticas de prevención, y asumió que el problema se debe a la irresponsabilidad desde la crianza en las familias.

“Es una culpabilidad social, es algo que está sucediendo que debemos atenderlo desde todos los puntos de vista”, sostuvo.

Refirió que es en las comunidades donde más se dan estos casos, y afirmó que mediante las casas de Atención a la Mujer Embarazada, se permite que en mujeres de sitios lejanos puedan ser detectados embarazos de alto riesgo.

También expuso que si bien la mayor parte de los casos se da en poblaciones indígenas, el problema no es exclusivo de ellos.

Pidió que los padres hablen del tema con sus hijos, y recordó que ello no sólo concierne a las mujeres, sino también a los hombres.