Ciudad de México.- Durante el primer semestre del año, 14 dependencias federales registraron recortes en el gasto programable pagado, entre ellas las secretarías de Salud, con 8.6%, y la de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, con 9%, aunque la más afectada de todas fue la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, que tuvo una caída de 56.5% en su gasto.

Ayer, la Secretaría de Hacienda informó al Congreso de la Unión que tan sólo en el mes de junio se registró una disminución importante en 27 de 42 instituciones federales, al grado que, en medio de la pandemia por covid-19, la Secretaría de Salud registró una disminución de 52.1% de sus ingresos, pues mientras en el mes de junio de 2019 obtuvo 14 mil 153 millones 800 mil pesos, en junio de 2020 sus ingresos fueron de siete mil dos millones 200 mil pesos; es decir, una pérdida de siete mil 151 millones 600 mil pesos.

La Secretaría de Hacienda entregó al Senado y a la Cámara de Diputados los informes hasta el 30 de junio sobre los ingresos obtenidos, la ejecución del presupuesto de egresos, la situación económica, las finanzas públicas y la deuda pública, donde se observa la disminución del Gasto Programable Pagado del Sector Público.

El reporte muestra cifras del mes de junio de este año, comparado con el mes de junio del año pasado, así como en el periodo enero-junio de ambos años, que dejan ver que han disminuido los ingresos de las dependencias.

Por semestre, se observa que son 14 las dependencias que tuvieron recortes, como son la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, con 56.5%; la Comisión Nacional de Hidrocarburos, con 33.8%; la Comisión Reguladora de Energía, con 32.9%; Comisión Federal de Electricidad, con 17.2%; la Secretaría de Hacienda, con el 14.4%; la Secretaría de Agricultura, con 12.3% y la Secretaría de Medio Ambiente, con 11.5 por ciento.

En el caso particular del mes de junio, sin embargo, la afectación abarcó a 27 dependencias y las más afectadas fueron Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, con 88.7%; la Comisión Nacional de Hidrocarburos, con 62%; la Secretaría de Salud, con 52.1%; un 49.3% a la baja para el conjunto de las entidades no sectorizadas; 46% de disminución de la Comisión Reguladora de Energía; 48.3% de Agricultura y Desarrollo Rural; 32.9% del INE, que es la institución autónoma más afectada.