Chilpancingo, Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores reveló que en la entidad, no se han entregado 55 mil toneladas de fertilizante, que permanecen en los centros de distribución de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex).

El mandatario ofreció una conferencia de prensa, en la que señaló que buscaría la intervención del presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador y de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para destrabar el conflicto generado por la no entrega de fertilizante.

Astudillo Flores negó que sean cuestiones “políticas” las causantes de que el programa de fertilizante este paralizado y de que haya protestas en diversos municipios, como el caso de San Miguel Totolapan y Tlatlauiquitepec, donde los habitantes retuvieron a funcionarios del gobierno federal.

Mencionó que el gobierno estatal no fue escuchado, y por lo tanto no se atendieron algunos puntos que se visualizaron como problemas, como sucedió con el caso de los vales y listas, los cuales, ahora mantienen en incertidumbre la entrega de insumos.

Refirió que en Tlatlauiquitepec, donde los pobladores mantienen retenido al subdelegado en la Montaña, Julio Lázaro Bazán, el problema detonante fue que este funcionario solo llegó a entregar 500 vales, cuando esto no representaba ni un porcentaje representativo.

Para dejar libre al funcionario, los pobladores solicitaron que se entrega la totalidad de fertilizante en el municipio de Atlixtac, según explicó el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan José Castro Justo.

Astudillo reveló que en su momento, el coordinador general del programa, Jorge Gage Francois informó que Zapotitlán Tablas sería uno de los municipios donde llegaría primero el fertilizante, sin embargo, hasta el momento se ha entregado ningún solo paquete de insumos.

Lanzó un llamado a no permitir que Guerrero sea un “laboratorio”, por lo que pidió la intervención del presidente de México, ante un problema que se originó en la federación.