México.- Se aplicarán las medidas de austeridad en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pero con trabajadores de confianza, afirmó su director Zoé Robledo.

En este sentido, pidió que no mal entender las acciones encaminadas a ahorrar recursos.

Indicó que no se tiene el reporte de que haya despidos de personal médico en el IMSS.

Además afirmó que los reportes financieros del primer trimestre indican que no hay subejercicio prácticamente en ningún rubro, con excepción de obras.

No obstante, admitió que se tendrá que revisar que efectivamente estén ahí, y eso porque los recursos se ejercieron.

Entrevistado luego del sorteo especial de la Lotería Nacional conmemorativo del 40 aniversario del programa IMSS-Bienestar, insistió: “Personal de base, médicos y enfermeras no tienen de qué preocuparse, pues con las medidas de austeridad se trata de que no existan gastos excesivos o una parafernalia, con esta idea del poder a partir de un funcionario”.

De acuerdo con Zoé Robledo, el presidente Andrés Manuel López Obrador le dio la instrucción de acudir adonde se iniciaron obras para un hospital, clínica o unidad médica, pues “se ilusionó a la gente y hoy están cerrados”.

Detalló que se revisarán todos los proyectos y se dará inicio a la reforma legal o lo que se necesite para la creación del instituto del bienestar para la salud, que sustituirá a los programas IMSS-Bienestar y Seguro Popular.