Guerrero.- En medio de una discusión por la desaparición de los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLES), el órgano electoral apela a su no desaparición y a la de una bolsa de 144 millones de pesos que se presupuestó para este año.

Sin tomar en cuenta bonos, compensaciones y otras partidas, los siete consejeros electorales recibirán este año un total de ocho millones 399 mil pesos, únicamente haciendo una suma de salarios mensuales.

El funcionamiento de la institución depende en partes de la renta de inmuebles. En este caso, tan solo para el arrendamiento del edificio que alberga las oficinas centrales del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) se presupuestó un monto de 4 millones 254 mil pesos para este 2019.

La renta de dos inmuebles en Chilpancingo implica una erogación de recursos públicos para su mantenimiento, que fue de 203 mil 500 pesos, más la adquisición de material de limpieza por un monto de 590 mil pesos.

Pese a que el consejero presidente, Nazarín Vargas Armenta, ha hablado de austeridad en el manejo de recursos, en el presupuesto de egresos del instituto, se observan algunas partidas como: “Servicios de Lavandería”, que cuenta con un saldo de 62 mil pesos.

También se agrega un apartado, referente a “Servicios de Jardinería”, que aunque las oficinas no cuentan con áreas verdes, se planteó ejecutar un gasto de 85 mil pesos.

Sin ser año electoral, el IEPC destinó un millón 607 mil 500 pesos para la compra de material de oficina e impresión, lo que representaría un gasto de 133 mil 958 pesos.

Durante el año, se plantea erogar alrededor de 895 mil pesos para el “mantenimiento” de la flota de vehículos de los consejeros electorales.

Son cerca de 121 millones de pesos que el IEPC destina a sueldos, aguinaldos, aportaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y seguro de vida de los trabajadores.

El año pasado, Bajo Palabra dio a conocer que en siete meses, de enero a julio de 2018, el IEPC había desembolsado cerca de 18 millones de pesos en los servicios de 47 asesores.

También, de acuerdo a documentos oficiales, se reveló que el órgano electoral gastó en 2018, unos12 millones de pesos en alimentos y gasolinas.