Una niña australiana provocó una campaña en redes sociales para exigir que la escuela católica en la que estudia le permitiera vestir pantalones en lugar de falda escolar.

Asha, de seis años, pedía constantemente a su madre, Simone Cariss, que le permitiera utilizar pantalones como sus compañeros varones para poder correr, andar en bicicleta y jugar futbol con mayor facilidad.

Sin embargo, Our Lady of the Nativity, la escuela católica donde Asha estudia en Melbourne, tenía un reglamento muy claro: pantalones para niños y vestidos para niñas, además de el uso ocasional de uniforme deportivo.

Ante la situación, Cariss inició una petición en el sitio Change.org, la cual logró reunir 14 mil firmas y volverse viral mediante el hashtag #GirlsWearPantsToo (las chicas también visten pantalones).

La petición también  empuja por la igualdad de género en lo que respecta a los uniformes escolares en todo el estado de Victoria.

Finalmente, Cariss fue contactada por el director de la escuela la mañana del lunes y dijo que su hija podría llevar pantalones.

Además, se formó un comité de revisión uniforme de la escuela.

"No debería haber opción para las niñas a usar pantalones en todas las escuelas", dijo la madre de la niña a medios australianos, “creo que es importante que las escuelas sean neutrales respecto al género".