México.-En 1997, un hombre de la ciudad de Frankfurt, Alemania, denunció a la policía que su auto había sido robado. Veinte años después, la policía encontró el vehículo, estacionado en un depósito a punto de ser demolido. 

Allí, se descubrió que el auto nunca había sido robado. El hombre simplemente se había olvidado dónde lo estacionó y asumió que alguien se lo había llevado.

El vehículo pudo ser encontrado porque obstaculizaba la demolición del depósito. El hecho fue reportado a la policía, que contactó al hombre de la denuncia.

Según informó el medio local Augsberger Allgemein, el hombre, de 76 años, fue llevado junto a su hija hacia el lugar donde se encontraba el auto. Pero el vehículo ya no se estaba apto para el manejo, por lo que fue llevado a un deshuesadero.

El medio inglés The Independent, que también informó el hecho, lo vinculó a otro caso similar. También sucedió en Alemania: un hombre salió a tomar una noche, en Munich, y después olvidó dónde había estacionado. Denunció el incidente a la policía, que encontró el auto dos años después, a cuatro kilómetros de donde el hombre había dicho que lo había estacionado. En el auto había 40 mil euros.