México.- El retén de los policías comunitarios de Petaquillas, Chilpancingo, tenía "un enorme rechazo social", afirmó el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

Entrevistado en Chilpancingo, el mandatario detalló que no hubo un solo comentario en redes sociales en contra del repliegue a los autodenominados policías comunitarios, que se retiraron el 4 de septiembre.

El viernes pasado, durante una manifestación, pobladores de Petaquillas intentaron instalar nuevamente el retén de los guardias armados, su movilización fue despojada por policías del estado y la Guardia Nacional.

En este contexto Héctor Astudillo adelantó que se buscarán estrategias para retirar de las carreteras esos retenes "que causan temor", ello no es una declaración de guerra a los grupos armados.

"No es un asunto generalizado, yo creo que hay que irlo midiendo poco a poco, porque tampoco se trata de armar una guerra contra quienes están en las carreteras. Yo lo que creo que hay que verlo con mucha responsabilidad, con mucha responsabilidad y con previo análisis".

"Pero este especialmente (Petaquillas) tenía un enorme rechazo social, absoluto. Y cuando se hizo, en las redes, no hubo un solo comentario en contra", dijo.