#Suave Patria

Autogobierno, infierno que viven presos de cárceles estatales

Guerrero cuenta penitenciarias con una sobrepoblación del 10% y donde la pugna al interior entre personas ligadas a grupos delincuenciales y pandillas.

Por Redacción, 2019-05-29 16:53

México. Notimex.- En 74 penales estatales, de los 267 que hay en el país, la población recluida vive bajo el régimen de autogobierno, una problemática que favorece la violencia dentro de los mismos.

Las penitenciarías donde se vislumbra esto se encuentran distribuidas en 25 entidades federativas, en ocho de ellas el autogobierno está relacionado con un sistema carcelario vulnerable y en tres se atribuye a la presencia de grupos delictivos en el territorio.

De febrero a diciembre de 2018, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) visitó 165 Centros de Reinserción Social (Ceresos), 61 por ciento del total (267), para evaluar los aspectos que garantizan una estancia digna, condiciones de gobernabilidad, reinserción social del interno y atención a internos con requerimientos específicos.

Como resultado elaboró el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP), el cual en el apartado de gobernabilidad arrojó que en 45 por ciento de las cárceles visitadas, las personas privadas de su libertad realizan o participan en actividades propias de la autoridad (autogobierno/cogobierno).

En este rubro consideró factores como “la normatividad que rige al centro, personal de seguridad y custodia, sanciones disciplinarias, autogobierno, actividades ilícitas, extorsión y sobornos, así como capacitación del personal penitenciario”, se lee en el documento.

Las problemáticas detectadas con mayor presencia en los 165 centros visitados se refieren a las separaciones entre procesados y sentenciados (76 por ciento), deficientes condiciones materiales y de equipamiento dormitorios (72 por ciento) e internos sancionados y sujetos a protección (33 por ciento).

Además, insuficiente personal de seguridad y custodia (84 por ciento), actividades ilícitas (53 por ciento) y condiciones de autogobierno (45 por ciento).

De acuerdo con los datos del DNSP, los incidentes más frecuentes al interior de los penales son los homicidios, suicidios, riñas, motines, desórdenes, abusos y quejas. Durante 2018 el más usual fueron las riñas, con 484 casos.

Las entidades con mayores reportes de este tipo fueron Estado de México, Ciudad de México, Tlaxcala y Chihuahua; las principales causas fueron por diferencias personales, agresiones y motivos patrimoniales como deudas o robo.

Por otra parte, en Guerrero, Tamaulipas y Nuevo León los enfrentamientos están relacionados a las pugnas entre grupos criminales rivales que se encuentran en estas entidades.

En cuanto a motines, el año pasado únicamente se registraron dos en Baja California Sur, uno en Quintana Roo y otro en Veracruz.

Al calificar todos los aspectos, los ocho estados peor evaluados (el 25 por ciento) con promedio menor a 5.9 fueron: Tamaulipas (4.92), Baja California Sur (4.95), Nayarit (4.99), Guerrero (5.17), Hidalgo (5.28), Zacatecas (5.53), Sinaloa (5.62) y Veracruz (5.8).

En estas entidades los Centros de Reinserción Social están bajo el control de los propios internos.

Otras 21 entidades (65 por ciento) obtuvieron una evaluación entre 6.0 y 8.0, y sólo tres estados (10 por ciento), Guanajuato (8.21), Querétaro (8.21) y Coahuila (8.01), lograron el puntaje entre 8.1 a 10.

Baja California, con una calificación de 7.32, cuenta con seis penales ubicados en Tijuana, Mexicali, Ensenada y tres en Tecate, además de tres Centros de Internamiento para Adolescentes. En total la comunidad penitenciaria del estado es superior a 11 mil internos.

En Ceresos de la entidad los principales problemas que se presentan son hacinamiento, sobrepoblación, insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos y deficientes condiciones materiales y de higiene de instalaciones.

Por su parte, Baja California Sur es el penúltimo estado peor evaluado por la CNDH. La evaluación de sus cuatro centros de reinserción social tienen una calificación por debajo de 5.79, la cual desde hace siete años se mantiene a la baja.

Coahuila cuenta con cinco Ceresos, de los cuales los de Torreón y Piedras Negras han registrado los mayores casos de fugas masivas de reos y asesinatos de reclusos.

Uno de los escapes se registró en el Centro Penitenciario varonil de Piedras Negras en septiembre de 2012, con la evasión de 132 presos que sometieron a los custodios y lograron escapar por un túnel de al menos siete metros de longitud.

En el Centro Penitenciario de Torreón en septiembre de 2018, dos reclusos se escaparon del penal; anteriormente en abril de 2013, cuatro internos se fugaron de la cárcel, dos de ellos fueron recapturados.

Mientras, Guerrero cuenta con 15 penitenciarias estatales con una sobrepoblación del 10 por ciento y donde la pugna al interior entre personas ligadas a grupos delincuenciales y pandillas, es uno de los principales problemas.

El estado recibió en 2018 una calificación general de 5.17, ocupando el lugar 29 de las 32 entidades federativas.

En el Centro Regional de Reinserción de Acapulco quienes pelean el control son el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA), y los grupos “Los Capuchinos”, “El Virus” y “La Barredora”.

En el penal de Chilpancingo se disputan el dominio los grupos criminales “Los Rojos” y “Los Ardillos”, mientras en Iguala, hacen lo propio “Guerreros Unidos”, el CIDA y “Los Capuchinos”.

El vocero de la mesa de Coordinación para la Reconstrucción y La Paz, Roberto Álvarez Heredia, informó que en los 15 penales guerrerenses, no existen condiciones que garanticen una estadía digna, condiciones de gobernabilidad, reinserción social de los internos y atención con requerimientos específicos.

El funcionario estatal recordó que derivado de la pugna entre grupos contrarios que hay en el Cereso de Acapulco, se han registrado peleas entre internos como la ocurrida el 6 de julio del 2017 que dejó el saldo de 28 muertos y tres lesionados.

Asimismo, el 10 de septiembre de 2014 ingresaron cuatro camionetas, alrededor de las 04:30 horas para una revisión institucional, derivado de esto un grupo de internos se amotinaron. A pesar de ello se registró saldo blanco.

El 6 de enero de 2014 tres personas privadas de su libertad fueron asesinadas en el penal de Las Cruces, en Acapulco, horas después de que fueron trasladadas desde la cárcel de Tuxpan, municipio de Iguala.

Con respecto al estado de Hidalgo, existen 15 Ceresos los cuales presentan una sobrepoblación del 13.37 por ciento. La calificación general de 2018 fue de 5.28, la cual presenta una tendencia a la alta en los últimos dos años.

En el caso de Jalisco, la Secretaría de Seguridad estatal informó que tienen 12 Centros de Reinserción Social para adultos y dos para menores de edad. Sus Ceresos están entre los 10 mejor calificados a nivel nacional con 7.09.

Indicó que actualmente, las cárceles jaliscienses no son consideradas como conflictivas por la CNDH, ya que no se ubican en el listado de las identificadas como prioritarias en el Análisis de las Principales Dinámicas Económicas, Sociales y Políticas de los Estados con Mayor Problemática Penitenciaria.

El estudio precisó que entre las anomalías que fueron detectadas en el diagnóstico inicial, destaca la falta de mantenimiento general a las instalaciones, en específico sobre el Sistema de Agua Potable, por lo que se atendió la problemática.

A su vez, el investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Rubén Ortega Montes, en entrevista con Notimex, señaló que la condición de los Ceresos es precaria, además, su sobrepoblación de un 35.24 por ciento, afecta a la reinserción social del preso.

“No puede hablarse de una reinserción social porque no son atendidos, se convierten en bodegas de hombres que se suponen son delincuentes, porque bajo la presunción de inocencia todavía no tienen una sentencia que los declare culpables”, aseguró.

Por su parte, en Michoacán, la coordinadora del Sistema Penitenciario, Citly Velazco Martínez, aseguró en entrevista con Notimex que en la entidad no hay datos oficiales de autogobiernos o grupos de control. La calificación de los penales estatales es de 6.54.

Explicó que para evitar esta problemática se llevan a cabo traslados o rotación de internos cuando se considera conveniente, hecho que ha disminuido drásticamente las riñas o pugnas internas.

El último acto de violencia registrado al interior de un penal michoacano se registró el 9 de marzo de este año, cuando una pelea entre personas privadas de su libertad, tuvo lugar en el interior del Centro Penitenciario para Delitos de Alto Impacto Número 1.

Otro hecho registrado recientemente en la misma cárcel fue el suicidio de un interno el pasado 29 de abril.

#Suave Patria

Ancira solicita amparo para que no le bloqueen sus cuentas

El empresario está detenido en España por acusaciones de una venta irregular de una planta de producción de fertilizantes a Pemex.

Por Redacción, 2019-06-19 14:17

México. Notimex.- Alonso Ancira Elizondo, dueño de Altos Hornos de México (AHMSA), interpuso un juicio de amparo contra el bloqueo de sus cuentas bancarias por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La demanda del empresario, detenido en España por acusaciones de una venta irregular de una planta de producción de fertilizantes a Pemex, quedó radicada en el expediente 945/2019 del Juzgado Decimosexto de Distrito en materia Administrativa con residencia en la Ciudad de México.

No obstante, el juez aún no la admite a trámite, pues emplazó al propietario de Altos Hornos de México a precisar el acto que reclama, entre ellos, aclarar si el acto se refiere al oficio 110/F/13/1803/2019 del 24 de mayo de 2019.

La víspera, el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional de España, negó el auto de libertad bajo fianza a Alonso Ancira, al considerar que los recursos interpuestos a su favor no eran contundentes, por lo que seguirá en prisión preventiva.

La justicia española espera la documentación de México para iniciar el proceso de extradición de Ancira Elizondo, quien ha sido acusado por autoridades mexicanas de los delitos que resultan de la venta irregular de una planta de nitrogenados a Petróleos Mexicanos (Pemex), bajo la administración de Emilio Lozoya Austin en la pasada administración federal.

#Suave Patria

«No hay confrontación con empresarios por rondas petroleras»: Obrador

“Que no se entienda que hay una confrontación con el sector empresarial, es muy buena la relación», afirmó el presidente.

Por Redacción, 2019-06-19 14:02

México. Notimex.- Tras el extrañamiento del sector empresarial por la cancelación de rondas petroleras, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que haya una confrontación con los empresarios del país e incluso afirmó que es muy buena la relación y se respetan todos los contratos existentes.

“Que no se entienda que hay una confrontación con el sector empresarial, es muy buena la relación y Carlos Salazar -presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE)- es una persona honorable, si acaso hace falta intercambiar información… No me voy a dejar cucar, no quiero pleitos”, expresó López Obrador.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, reiteró el interés de su gobierno en que los sectores público y privado trabajen de manera coordinada, pero dejó en claro que no se busca “dar concesiones a diestra y siniestra para generar especulación… Cómo entregar más contratos si los que su suscribieron no están dando buenos resultados».

El mandatario federal resaltó que en el reciente convenio que se firmó con el CCE para promover la inversión, se establecen los compromisos adquirirlos e incluso “hay una cláusula donde se habla de convocar a quienes tienen contratos en Pemex para que inviertan y se cumplan con esos compromisos”.

Recordó que hace cuatro años cuando la reforma energética se aprobó y se entregaron 107 contratos, se decía que “para estos tiempos íbamos a estar produciendo tres millones de barriles diarios (…) y esto no sucedió, fue un fracaso.

“Decían que iba a llegar la inversión extranjera a raudales y no llegó. Y en la producción, de todos los contratos sólo ha habido una producción de 20 mil barriles, Pemex está produciendo un millón 680 mil barriles y con las rondas que tuvieron que ver con la privatización, -o para no decirlo así, con los contratos- 20 mil barriles”, detalló.

Entonces, “¿cómo otorgar más contratos si los que se suscribieron no están dando buenos resultados? “–cuestionó el jefe del Ejecutivo.

Mencionó que al hablar con los empresarios les hizo saber que son ellos los que abren o se cierran la puerta, ya que si tienen esos contratos y producen, se podría pensar en ampliarlos, en nuevas rondas, “pero si no hay inversión, entonces, ¿para qué nuevas concesiones?”.

En el caso de la minería, dijo que durante el periodo neoliberal se entregaron cerca de 60 millones de hectáreas del país, es decir, “30, 40 por ciento del territorio nacional en concesiones”.

Y “¿cuándo se acaban de explotar esas extensiones en minería? Ahí sí, miles de años se llevarían. ¿Cuánto están explotando de las concesiones? Muy poquita”, enfatizó.

El presidente dejó claro que los contratos “son sagrados” y que lo único que no hará su gobierno es “seguir dando más concesiones a diestra y siniestra sólo para la especulación”.

De tal suerte, dio la bienvenida a aquellos que cuentan con contratos para la exploración y para la producción de petróleo, y que además invierten.

“Sólo tengo información de dos empresas; una nacional y una extranjera que a finales de este año van a estar ya extrayendo, una, 20 mil barriles y la otra lo mismo, o sea, 40 mil barriles al final de este año”, precisó.

El mandatario mexicano reiteró que sostiene una relación favorable con los empresarios; “que no se entienda que hay una confrontación con el sector empresarial, que no se interprete de esa manera, es muy buena la relación. Repito, Carlos Salazar es una persona honorable, si acaso hace falta intercambiar información”.

#Suave Patria

Segob no espía a migrantes en los albergues, aclara Encinas

Esto se hará sin criminalizar e intervenir en la vigilancia de la migración individual que se realiza sin la intervención de terceros.

Por Redacción, 2019-06-19 13:25

México. Notimex.- El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, rechazó que la dependencia a su cargo haga labores de inteligencia financiera en el tema de los albergues que operan para atender a los migrantes en territorio mexicano.

“A manera de aclaración al comunicado de la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica de Tabasco. Yo nunca he hecho las declaraciones ahí señaladas y mucho menos la Subsecretaría de Derechos humanos, población y migración de @SEGOB_mx hace trabajo de inteligencia financiera”, publicó en su cuenta @A_Encinas_R, de Twitter.

La víspera, la Unidad de Inteligencia Patrimonial y Económica del Estado de Tabasco (UIPE) informó que para cerrar la posibilidad de operaciones con recursos de procedencia ilícita en territorio tabasqueño, pondrá especial atención en los albergues que operan para la atención de migrantes.

Ello, ante la supuesta información de inteligencia revelada por Alejandro Encinas “respecto a que ciertas organizaciones de la sociedad civil para atención de migrantes no operan como señalan y han sido fachadas para lavado de dinero y corrupción», expuso en un comunicado.

Dicha Unidad, adscrita a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de Tabasco, señaló que como parte de las labores que realiza en coordinación con la Unidad de Inteligencia Financiera federal, se buscarán estrategias para fortalecer las actividades de investigación en la prevención y sanción de actividades económicas y financieras ilícitas “que pudieran estar relacionadas con el tráfico de migrantes”.

Esto se hará sin criminalizar e intervenir en la vigilancia de la migración individual que se realiza sin la intervención de terceros, aclaró la Unidad tras mencionar que recientemente fueron congeladas cuentas bancarias presuntamente relacionadas con el pago ilegal por tráfico de migrantes.