México.-Luego de que fuera hallado muerto Rafael Arias, un famoso tuitero mexicano, suspendido con una cuerda de un árbol en un domicilio de la alcaldía Miguel Hidalgo, la Procuraduría capitalina informa que, según los primeros estudios periciales del caso, se trató de un suicidio.

Según detalla la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, derivado de la intervención de los Servicios Periciales, los estudios químico toxicológicos practicados en el cadáver arrojan positivo únicamente para alcohol en cantidades mínimas y negativo para drogas, solventes, veneno o medicamentos.

Y agrega en una tarjeta informativa que el protocolo de necropsia reporta asfixia por ahorcamiento, lo que criminalísticamente corresponde a maniobras de tipo suicida.

Aunque agrega que el Ministerio Público de la Coordinación Territorial Miguel Hidalgo Cuatro, continúa con la integración de la carpeta de investigación.

El joven Rafael Arias usaba en Twitter la cuenta @nomesecuestres y gustaba de publicar memes y ‘trollear’ a políticos mexicanos.

Tenía 33 años y contaba con más de 47 mil seguidores en esa red social, aunque también hacía publicaciones en Facebook e Instagram.