El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy un operativo contra los salones de uñas que proliferan en la entidad, cuyas prácticas ilegales incluyen robo de salarios y la constante exposición de empleadas a químicos tóxicos.

Cuomo indicó que el operativo, conducido por un alianza entre varias agencias del estado, tiene como objetivo prevenir las “prácticas ilegales y las condiciones inseguras de trabajo” en los salones de uñas, muy populares en el estado y donde “abunda el abuso al empleado”.

El operativo busca terminar con el robo de salarios, así como poner fin a las peligrosas condiciones que enfrentan estos trabajadores, que respiran diariamente y a toda hora los vapores tóxicos de los barnices y productos empleados para el arreglo de pies y manos.

La campaña sucede luego de que el diario The New York Times publicó la semana pasada una investigación que expone los abusos a los que miles de empleados, principalmente mujeres, muchas de ellas indocumentadas, sufren al trabajar en los salones de uñas.

Cuomo precisó que las autoridades no van a ignorar la manera en que los empleados de este sector de la industria del cuidado personal son robados de “sus más básicos derechos” y que el operativo tiene como meta detener toda clase de explotación.

El esfuerzo pretende “garantizar que nadie, independientemente de su estatus migratorio o del idioma que habla, sea victimizado ilegalmente por su empleador”, afirmó Cuomo.

Entre las medidas inmediatas están difundir en seis idiomas información sobre derechos de empleados de salones de uñas, así como la obligación de los empleadores a otorgar equipo de protección a sus trabajadores, como guantes, máscaras y ventiladores personales. (Notimex)