Cuernavaca.- Mientras que el Gobierno de Morelos asegura que la enfermera agredida chocó contra una patrulla al momento de marcarle el alto frente a una farmacia, el Ayuntamiento de Temixco asegura que el choque ocurrió antes frente a una gasolinera.

"Los hechos suceden a las 21:30 horas aproximadamente a la altura de la gasolinera PEMEX de la Colonia Alta Palmira, se observa un vehículo color gris, el cual transita en sentido contrario a la circulación ocupando ambos carriles de circulación, dicho vehículo se impacta contra la unidad de tránsito y se da a la fuga. Elementos de la Policía Morelos le dan alcance a la altura del km 84, en el estacionamiento de Farmacia Guadalajara, por lo que es trasladada a la comandancia Temixco”, informó el Ayuntamiento.

Por otro lado el Gobierno de Cuauhtémoc Blanco informó de manera oficial estos hechos, pero con otra versión.

El ejecutivo estatal aseguró que el choque ocurrió en el estacionamiento de la farmacia.

"La noche del miércoles aproximadamente a las 21:30 horas, una mujer conducía un vehículo marca Renault tipo Clio color gris modelo 2006, sobre la carretera federal México-Acapulco a la altura de la gasolinera de la colonia Alta Palmira. En ese momento observó un auto en el carril contrario sobre la curva, el cual no pudo evadir, lo que ocasionó le impactara el costado derecho del lado del conductor. Fue así que a la altura de ‘Farmacias Guadalajara’, ubicada sobre la misma carretera, elementos de tránsito le pidieron detuviera su marcha, por lo que al detenerse se impactó con su unidad", señala el reporte estatal.

El Ayuntamiento de Temixco también difundió un documento titulado “Deslinde de Responsabilidades” con el que asegura que la enfermera otorgó el perdón a los oficiales que la detuvieron.

Sin embargo el gobierno municipal no explica por qué fue necesario que la enfermera los perdonara.

Una enfermera que atiende a pacientes COVID-19 en el Hospital de Alta Especialidad "Centenario de la Revolución Mexicana" del ISSSTE en Emiliano Zapata fue agredida por elementos de la Policía Morelos de Mando Coordinado.

Compañeros de trabajo de la enfermera, identificada con el nombre de María Guadalupe, narraron como los oficiales la insultaron tras sufrir un accidente porque olía a alcohol.

De acuerdo con la denuncia, que también fue publicada en redes sociales, María Guadalupe labora de forma eventual en ese hospital para sumarse a los trabajos de atención a pacientes contagiados de SARS-CoV-2.

Como está en el área aislada del nosocomio, no come ni bebe durante muchas horas del día.

Explicaron que al concluir su jornada laboral, el personal que labora en esa área es sanitizado con grandes cantidades de alcohol.

En Temixco la enfermera sufrió un accidente automovilístico, pero a pesar de que intentó explicar su estado de deshidratación y cansancio a los policías, uno de ellos identificado con el nombre de Mariano Espíndola, la insultaron, la acusaron de borracha, la esposaron y le aseguraron el vehículo en el que se traslada todos los días al hospital.

Parte de los hechos fueron grabados por una de las compañeras de la enfermera.

Gabriel Aguilar Silva difundió el video y fotografías de la detención junto con una explicación de lo sucedido.

“Sabemos que las enfermeras en primera línea frente al COVID-19 hacen todo lo posible por tratar de salvar vidas, trabajando arduas horas, bajo trajes que limitan su movilidad y su ergonomía a la hora de hacer lo que más les apasiona, también que no pueden beber ni comer durante su estancia de trabajo, por lo cual salen deshidratadas, cansadas agobiadas y con miedo. Al salir se les sanitiza con grandes disparos de alcohol el cual queda impregnado en ellas.

“Hace unos momentos en el municipio de Temixco una de las guerreras que salía de su turno en primera línea tuvo un accidente, en el cual los oficiales la trataron por su olor a alcohol (con la que la sanitizan) como una mujer borracha siendo aún que traía su uniforme puesto y además le llamaron ‘p**deja’ (el oficial de la foto) por lo que había sucedido, la trataron como una delincuente, le decomisaron su auto, con el cual ella llega todos los días a desempeñar su labor”, escribió el usuario en su cuenta de Facebook.

Los compañeros de la enfermera aseguran que fue esposada y detenida.

La enfermera fue puesta en libertad poco después de las 3:00 horas de este jueves.