Al menos 750 maestros de la Sección 56 del SNTE se encuentran boletinados por el Buró de Crédito, luego de que funcionarios de la Secretaría de Educación (SEV) “jinetearon” recursos de sus préstamos hipotecarios –obtención de autos, adquisición de vivienda y créditos para deuda– con la empresa Intermercado, S.A. de C.V., la que ahora reclama a los docentes el pago de 11 millones de pesos, más intereses moratorios.

A más de 750 maestros de la Sección 56 del SNTE en Veracruz les reclaman el pago de 11 millones de pesos, más intereses moratorios, luego de que la Secretaría de Educación (SEV) jineteara los recursos de sus préstamos crediticios en vez de pagarlos a la empresa Intermercado, S.A. de C.V., lo que provocó que ahora estén boletinados en el Buró de Credito.

Entre los funcionarios del gobierno de Javier Duarte involucrados en el desvío de recursos, dos se encuentran en campaña política: Adolfo Mota Hernández, exsecretario de Educación y hoy candidato del PRI a diputado federal por Xalapa, y Edgar Spinoso, exoficial mayor del órgano educativo y hoy candidato del PVEM por el distrito de Martínez de la Torre.

Los docentes María del Refugio Zum Basurto y Elizabeth García Chávez entregaron a Apro un listado de los docentes que adquirieron préstamos con esta sociedad financiera de objeto múltiple (Intermercado) y a quienes quincena tras quincena se les descontaban –vía nómina– recursos para el respectivo pago.

Los maestros afectaros señalaron que adquirieron los creditos con Intermercadom y que, quincena a quincena, se les descontaba entre 500 y mil 900 pesos vía nomina para cubrir dichos pagos. Sin embargo, el representante legal de Intermercado, Carlos Gidi Blanchet, aseguró que desde febrero del año en curso y por instrucciones del oficial mayor de la SEV, Vicente Benítez, la dependencia ordenó “suspender” los pagos vía nómina de los docentes y que los deudores “se las arreglaran como pudieran”.

Benítez fue extesorero del gobierno de Duarte al inicio de su sexenio y cesado en las precampañas federales de 2012 cuando la PGR le abrió una investigación –de la que salió exonerado– por trasladar 25 millones de pesos en efectivo del aeropuerto de Xalapa a Toluca, Estado de México, recursos que políticos de oposición interpretaron que era para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.