México.-Los autos voladores eléctricos se encuentran a muy poco de ser una realidad gracias a una serie de carreras. Estos vehículos han dado un paso significativo hacia la materialización, después de obtener una inversión pesada en una ronda de financiamiento inicial.

La serie, denominada Airspeeder y fundada por la compañía de vehículos eléctricos Alauda, se encuentra en proceso de creación, con el objetivo de “acelerar el desarrollo de autos voladores eléctricos”. Al enfrentarlos entre sí, en la marca cree que podrían ganar popularidad y seguir recaudando fondos para materializar una linea de producción en el futuro.

Esta inversión ayudará a la firma a impulsar las primeras carreras estilo Gran Premio cara a cara. Este proceso comenzará con vuelos de prueba tripulados de sus autos eléctricos una vez que las restricciones provocadas por el coronavirus lo permitan. Las versiones con control remoto en los autos se probaron en 2019.

Alauda afirma que los Airspeeders, que serán probados en sus instalaciones recientemente establecidas en Adelaide, Australia, están alimentados por los “trenes de potencia eléctricos más innovadores.”

Estos trenes incluyen paquetes de baterías intercambiables de 500 kWh y cuatro motores que pueden impulsar los autos a una velocidad máxima de 199 kilómetros por hora. Se dice que los autos pesarán alrededor de 300 kilogramos, lo que les da una relación peso/potencia más potente que un automóvil de Fórmula 1.

Andrea Gardiner, cofundador de Jelix Ventures, comentó: “El fundador de Airspeeder, Matt Pearson, tiene una visión inspirada del futuro de la movilidad de ‘aire limpio’. Estamos impresionados con el éxito de su ruta hacia la comercialización temprana a través de la creación de una liga de autos voladores. Existe un mercado global claro para Airspeeder y Alauda, además de que el fundador tiene una excelente trayectoria como empresario exitoso.”

Alauda es una de las compañías que están trabajando en el desarrollo de autos eléctricos voladores. A principios de este año, Hyundai y Uber revelaron un concepto de taxi eléctrico volador en el CES de Las Vegas, que está diseñado para reducir el congestionamiento vial, mientras que Porsche y Boeing están desarrollando un concepto similar.