Ante las denuncias en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por abusos en los cobros de energía eléctrica, el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor, Brígido Cortés Gómez, recomendó no pelearse con la paraestatal y pagar lo que le piden, acusó Julio Vázquez Hernández, quien intentó denunciar a la compañía de luz.

Vázquez Hernández comentó que intentó poner una queja ante la Profeco, debido a un corte del servicio de energía eléctrica a pesar de pagar los bimestres, y la paraestatal le está cobrando un supuesto adeudo de cuatro mil pesos. Sin embargo, al entrevistarse con el titular de la Delegación en Acapulco de la Profeco, Brígido Cortés Gómez, éste le recomendó no pelearse con la paraestatal y mejor aceptar el convenio establecido con la misma.

IMG-20150720-WA0009"Yo le dije que no soy el dueño de la casa, que está en venta y a nombre de José Díaz López, pero que tengo testigos de que vivo allí desde hace más de cuatro años, por lo que me recomendó traer una carta poder, porque él no podía hacer nada y que si metía la queja, inmediatamente se la tumbarían por la irregularidad de que no tengo los papeles de la vivienda, lo que me hace pensar que está confabulado con ellos para abusar de la gente pobre que no se puede defender y que paga lo que le indican, aunque no sea lo que realmente han consumido", señaló.

Julio Vázquez Hernández, indicó que su recibo de luz llegaba con un cobro de menos de 100 pesos al mes, pero que no le parecía absurdo porque en su casa sólo viven dos personas y casi no gastan energía eléctrica con su mujer, por lo que en días pasados, de repente se quedaron sin luz y al llamar al 071, éstos le comentaron que tenían un adeudo de más de cuatro mil pesos, pese a que todos los bimestres cubren su adeudo de manera puntual.

"No es posible que me quitaran la luz cuando yo pago puntualmente mi recibo, pero al llamar a los de la CFE, me indicaron que tenía una deuda de más de cuatro mil pesos, lo que me pareció un robo porque nunca me notificaron cuál era el problema o la razón de tal situación, por lo que al acudir a las oficinas ubicadas en La Garita, unas empleadas déspotas me dijeron que la única manera en que me podían regresar el servicio, es que me comprometiera a firmar un convenio, el cual tendría que signar acompañado de un aval para asegurar el pago", relató el usuario.

Vázquez Hernández manifestó que ante la necesidad de que le reconectaran el servicio de luz eléctrica, accedió a las condiciones de la paraestatal, no obstante el delegado de la Profeco le respondió que pagara lo que la CFE le pedía, “me dijo que mejor aceptara el convenio establecido”.

El denunciante hizo un llamado a las autoridades de los tres órdenes de gobierno para frenar los abusos de la CFE en Acapulco, "imagínense las personas de escasos recursos económicos, las cuales son miles en el puerto, como caen en las garras de la paraestatal para firmar convenios ilegales”.