México, Notimex.-El proceso de destitución de Donald Trump, conocido como impeachment, abre su siguiente capítulo este miércoles 4 de diciembre.

Se trata de la primera audiencia que celebrará el comité judicial del Congreso estadunidense.

De acuerdo con la proyección demócrata, la votación final en la Cámara de Representantes para juzgar a Donald Trump podría darse hacia el 25 de diciembre, con miras a celebrar un juicio en el Senado en enero.

Trump es acusado de haber pensionado al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, para que iniciara una investigación contra Hunter Biden, hijo de Joe Biden y precandidato demócrata a las elecciones presidenciales de 2020.

Trump habría convertido en moneda de cambio los apoyos estadunidenses a Ucrania para perseguir objetivos personales que beneficiarían una posible reelección suya, lo que le autorizaría un nuevo mandato de cuatro años en la Casa Blanca.

A lo largo del impeachment, el mandatario ha descalificado el proceso, asegurando que se trata de una jugarreta política de los demócratas que, además, distrae al Congreso de sus verdaderas obligaciones, como la aprobación del Tratado México Estados Unidos Canadá (TMEC).

Trump rechaza participar en la nueva fase del ‘impeachment’

La Casa Blanca no participará en la próxima audiencia sobre el proceso de ‘impeachment’ contra Trump.

La Casa Blanca ha anunciado este domingo que no participará en la próxima audiencia sobre el proceso de destitución (impeachment) contra el presidente estadounidense, Donald Trump, prevista para el próximo 4 de diciembre ante la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

En una misiva enviada al presidente de la Comisión, Jerrold Nadler, el abogado del presidente Pat Cipollone ha indicado que la Casa Blanca “no puede participar en una audiencia cuando los testigos todavía no han sido elegidos y mientras no se garantice que el presidente será sometido a un proceso justo”.

Bajo estas circunstancias, no tenemos intención de participar en su audiencia prevista para este miércoles”, ha aseverado Cipollone, según ha recogido la cadena de televisión CNN.

Asimismo, el abogado de Trump ha acusado a Nadler de haber programado “sin duda a propósito” la audiencia durante la visita del magnate neoyorquino a Londres para asistir a una reunión de la OTAN.

Las normas de la Cámara permiten al abogado del presidente participar en las audiencias sobre el ‘impeachment’ de la Comisión Judicial, pero no en las celebradas previamente en la Cámara de Inteligencia

La Cámara de Representantes invitó la semana pasada al presidente del país a participar en la vista del proceso de ‘impeachment’ prevista para el 4 de diciembre. La Comisión Judicial publicó un comunicado en el que detallaba que la vista, la primera en este organismo de la Cámara de Representantes, tendrá lugar a las 10:00 horas (hora local).

El proceso preliminar de destitución o ‘impeachment’ contra Trump se basa en sus supuestas presiones a su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, para que ese país investigara a Hunter Biden, hijo del precandidato presidencial demócrata Joe Biden.

Trump ha tachado el impeachment de “caza de brujas” y los republicanos han atacado además las reglas de juego con las que se desarrolla el proceso en la Cámara baja. Es la misma idea que se desprende de la carta que ha enviado este domingo el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, para explicar el rechazo a la cita del miércoles, en la que participarán cuatro expertos sobre los fundamentos constitucionales de este procedimiento, tres elegidos por los demócratas y uno por los republicanos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no enviará a ningún asesor legal a la primera audiencia pública que se celebrará en el Comité de Justicia de la Cámara de Representantes este miércoles, en una nueva fase del proceso de un posible impeachment -destitución- por el escándalo de Ucrania. Concluidas las comparecencias en el de Comité de Inteligencia, el caso pasa ahora a otro estadio. De momento, Trump mantiene su estrategia de desdeñar el procedimiento y calificarlo de ilegítimo.

La Cámara de Representantes puso en marcha este proceso contra el presidente en septiembre, gracias a la mayoría demócrata, al trascender las maniobras del mandatario para lograr que la justicia de Ucrania anunciase investigaciones sobre su rival político, Joe Biden y su hijo. Hunter Biden estuvo a sueldo de una empresa gasista llamada Burisma cuando el padre era vicepresidente.

La investigación trata de esclarecer si el republicano usó además ayudas militares y una reunión bilateral con el presidente Volodímir Zelensky como moneda de cambio para lograr la publicidad de unas pesquisas que perjudicarían a los Biden.

El plazo para decidir sobre la comparecencia del miércoles terminaba este domingo por la tarde, pero la Casa Blanca afronta otra fecha límite.

El próximo viernes deberá determinar si trabajará en la defensa del presidente, es decir, si llamaría a testigos o presentaría pruebas. Por el momento, han sido los congresistas republicanos presentes en el Comité de Inteligencia de la Cámara los encargados de defender a Trump y atacar a los testigos que han puesto en apuros al mandatario.

Ahora, este comité debe entregar su informe final al Comité de Justicia y este evaluarlo, además de celebrar otras audiencias, para determinar si propone cargos contra Trump. En ese caso, el pleno de la Cámara los votará y el asunto pasará al Senado, de mayoría republicana, donde la destitución resulta improbable porque requeriría dos tercios de apoyo.