Guerrero.- Luego de la quema de vehículos en la carretera que conecta con la Costa Grande, el Club Avispones de Chilpancingo no acudió al partido programado este sábado en Zihuatanejo para proteger la integridad de los jugadores.

En un comunicado explican que la decisión de no viajar fue tomada por la directiva, padres de familia y jugadores. El partido contra Club Iguanas FC se reprogramó.

“Tras los acontecimientos que sucedieron en la carretera Acapulco-Zihuatanejo, a la altura de San Jeronimito y Palos Blancos del municipio de Petatlán. La Directiva en conjunto con padres de familia y jugadores tomaron la decisión de no realizar el viaje a Zihuatanejo donde se está llevando a cabo el partido correspondiente a la jornada 9 de la liga TDP”, indica la misiva.

La decisión de no acudir a Zihuatanejo fue para proteger la integridad de los jugadores, explican. En septiembre de 2014 el autobús en el que viajaban Los Avispones luego de un partido en Iguala fue atacado sobre la carretera cuando se dirigían a Chilpancingo. En el lugar murió el conductor y un futbolista.

El ataque se registró de manera simultánea con la agresión a los normalistas de Ayotzinapa donde desaparecieron 43 estudiantes.

Ayer, fueron incendiados un autobús de pasajeros, un camión recolector de basura y un tráiler en la carretera Zihuatanejo-Acapulco, entre las comunidades San Jeronimito-Palos Blancos. De acuerdo con las autoridades fueron presupuestos delincuentes quieren prendieron fuego a los vehículos.

En otro hecho, el 1 de noviembre durante un bloqueo de pobladores en la carretera Acapulco-Zihuatanejo a la altura de San Jeronimito para exigir la salida de la Guardia Nacional y policías, fueron quemados tres autobuses, las autoridades atribuyeron dicha acción a la delincuencia organizada.