*Al comparecer ante la Comisión Especial que da seguimiento al caso Ayotzinapa, Jaime Solís Robledo dijo que encontró vicios como 'el consumo y distribución de drogas y alcoholismo'

*La legisladora Araceli Damián González de Morena descalificó el contenido del libro Ayotzinapa y Yo, pues dijo que se trata de un anecdotario escrito sin rigor académico

*Cristina Gaytán Hernández  del PRD señaló que dicho libro y los puntos de vista emitidos por su autor tienden a ‘justificar la victimización de los normalistas’ y no es parcial


 

El ex director de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos, Jaime Solís Robledo, aseguró que antes y durante su gestión al frente de esa institución, de 1999 a 2000, encontró vicios como ‘el consumo y distribución de drogas y alcoholismo’.

Ante diputados de la Comisión Especial que da seguimiento al caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014, abordó el tema al explicar el contenido de su libro Ayotzinapa y Yo, que recoge experiencias y anécdotas en torno a la problemática que desde hace no pocos años se vive en esa institución.

Solís Robledo comentó que su obra editorial ‘aporta elementos para entender mejor los hechos en Iguala’, Guerrero, mismos que derivaron en la desaparición de los jóvenes.

Aseveró que desde el año de 1988 y en su calidad de asesor de la Secretaría de Educación Pública del gobierno del estado de Guerrero, solicitó ‘un estudio sobre los problemas que se vivían en la escuela normal de Ayotzinapa’.

El estudio registró que en ese plantel se ‘traficaba y consumía marihuana’, además de existir ‘alcoholismo entre los estudiantes’.

Ya como director de la normal, agregó el invitado, esos problemas y vicios se mantenían.

Apuntó que no los denunció por las advertencias que le hicieron, en el sentido de que si lo hacía, ‘me iba a meter en problemas y el gobierno me dejaría solo, lo cual pude comprobar más adelante’.

El libro en cuestión se refiere a esas dos etapas en la vida de Solís Robledo, quien reconoció que en la zona de Iguala hay un claro predominio del narcotráfico.

Demandó ‘una investigación integral, que considere todos los fenómenos que inciden en la región y a todos los actores que intervinieron en esos hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014’.

Lo anterior, dijo, como condición ‘para conocer la verdad’ de lo que ocurrió en Iguala con los normalistas desaparecidos.

El invitado por la comisión especial se preguntó: ‘¿quién mandó a los muchachos (normalistas) a Iguala ese 26 de septiembre de 2014?’ y –agregó– la respuesta de ello es una clave en la búsqueda del esclarecimiento de lo sucedido.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, los diputados integrantes de la Comisión Especial para dar Seguimiento a los resultados del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), reconocieron las aportaciones y opiniones del ex director de la normal de Ayotzinapa.

Sin embargo la legisladora Araceli Damián González (Morena) descalificó el contenido del libro Ayotzinapa y Yo, pues se trata, dijo, de un anecdotario escrito sin rigor académico.

La legisladora Cristina Gaytán Hernández (PRD), señaló que dicho libro y los puntos de vista emitidos por su autor tienden a ‘justificar la victimización de los normalistas’ y no es parcial.

En el marco de esta reunión de trabajo se llevó a cabo un prolongado debate en torno a la solicitud de Gaytán Hernández, de someter a una nueva votación la realización de un encuentro con los elementos del Ejército, de la 27 Zona Militar, con sede en Iguala, Guerrero, para abordar los sucesos de septiembre de 2014.

En la reunión del pasado 3 de febrero la mayoría de los diputados de esa comisión votó en contra de tal posibilidad.

La presidenta de la comisión, la diputada Guadalupe Murguía Gutiérrez (PAN), respondió que la petición de la legisladora perredista sería consultada con el área de Servicios Parlamentarios de la Cámara de Diputados, para luego tomar una decisión por consenso.

Finalmente, la presidenta de la comisión informó que esta instancia se reunirá con los familiares del normalista asesinado durante los mencionados sucesos, Julio César Mondragón Fontes, el próximo 16 de febrero, a las 17 horas, en la sede de la Cámara de Diputados.

Asimismo señaló que el 24 de febrero se llevará a cabo la reunión con los legisladores locales del estado de Guerrero, ‘que integran la Comisión Especial para el caso de los estudiantes de Ayotzinapa’. Ello en la sede del congreso estatal.

En esa fecha también se entrevistarán con los integrantes del equipo de futbol ‘Los Avispones’ de Chilpancingo, que igualmente fueron víctimas de los enfrentamientos en Iguala, con saldo de un futbolista muerto, así como el chofer del autobús en el que viajaban los deportistas.