Estudiantes de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, padres de familia de los 43 desaparecidos en Iguala y familiares de presos políticos en Ayutla, realizaron un mitin de protesta en las puertas de Ciudad Judicial en Chilpancingo como parte de las acciones en apoyo al líder de la CRAC, Arturo Campos Herrera y otros siete comunitarios.

Simultaneo a la conferencia de prensa de Nestora Salgado en la Ciudad de México, los manifestantes se apostaron frente al inmueble donde hoy se realizará la comparecencia de Arturo Campos, detenido el primero de diciembre del 2013 y recluido en el penal de Ayutla.

El grupo de simpatizantes del movimiento social, aplaudieron la liberación de Nestora Salgado, a quien califican como una figura importante dentro de la lucha social.

Aseguraron que la resolución legal que le otorgó su libertad alienta a continuar con las acciones para la libertad de los luchadores sociales presos en Guerrero.

Durante el mitin, Minerva Donaciano de Jesús, esposa de Ángel García García, preso en Ayutla, reprobó las acciones del gobierno en contra de aquellos que alzan las voces y manifestó que la libertad de Nestora Salgado es justa ya que, dijo, “ninguno de los luchadores ha matado o robado, sólo han llevado paz”.

“Yo no sé por qué el maldito gobierno tiene encarcelados a nuestros esposos o papás o familiares; si no les gusta que los pueblos alcen la voz, entonces que sean ellos quienes lleven la seguridad. Vamos a continuar protestando siempre que sea necesario para que liberen a  nuestros presos políticos”, advirtió Minerva

Por su parte, el abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña de Guerrero Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra explicó que la movilización forma parte del llamado al gobierno de Guerrero para dar libertad a los siete miembros de la CRAC recluidos en Ayutla, incluidos Arturo Campos y Gonzalo Molina, preso en el CERESO de Chilpancingo.

Recordó que en el caso de los 6 integrantes de la CRAC presos en Ayutla se obtuvo un amparo en el mes de diciembre, debido a que sus acciones están en el marco de sus funciones comunitarias y por el arraigo ilegal de 60 días en Acapulco.

Asimismo, dijo que los comunitarios presos obtuvieron el amparo por lo que se vuelve inconstitucional el auto de formal prisión, y recordó que todos los actos de los comunitarios son actos de autoridad reconocidas en la Ley 701, Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos y Comunidades Indígenas del Estado de Guerrero.

Además, indicó que un juez local no puede determinar el arraigo; “sin embargo el juzgado en Tlapa rectificó los cargos y por ello no han podido salir”, añadió.

Los comunitarios de Ayutla, son actualmente acusados por privación personal de la libertad y en el caso de Arturo Campos, de terrorismo.

Rosales Sierra, lamentó que el Estado no sea abierto y acate las recomendaciones y herramientas jurídicas que se han emitido incluso por la misma Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Existen parámetros reconocidos ya por las instituciones nacionales de derechos humanos para los casos de presos políticos, no sabemos por qué Guerrero no acepta estos parámetros”, cuestionó.

El mitin culminó a la una de la tarde sin mayores afectaciones a las labores que se desarrollan en la Ciudad Judicial.