México.- Como en todo gobierno hay dificultades, afirmó AMLO en la conferencia matutina de hoy, ante la pregunta sobre el balance de su sexenio.

El mandatario explica por qué no sostiene un triunfalismo, pues al haber recibido un país muy dañado se tiene que hacer frente a muchas adversidades.

Pero “tengo que decir gracias a la vida por que nos ha ido bien” expresó.

Aceptando que a pesar de heredar un país con mucho atraso y con problemas nacionales muy agudos, dijo optimista “estoy seguro de que vamos a sacar a nuestro querido México del atolladero”.

“Vamos a sacar al pueblo adelante”, dijo.

AMLO remarcó además que se tiene el explícito propósito de ayudar y no perjudicar a nadie.

Asentó que su gobierno es humanista y confesó que de las cosas que más le han dolido, fue la pérdida de habitantes de Hidalgo.

Recordó la explosión de la toma ilegal del ducto de Tlahuelilpan, Hidalgo, que ocurrió en enero de este año y tuvo como resultado arriba de 100 muertos.

“Eso me dolió y me sigue doliendo”, dijo

A pesar de estas situaciones, expresó el mandatario, ha constatado que el pueblo es extraordinario y que ha comenzado una nueva etapa en México.

Afirmó que ese despertar de la conciencia comenzó el 1 ero de julio y que hoy tenemos un pueblo lleno de amor y fraternidad.

Además, tenemos un pueblo politizado “de los más politizados del mundo”.

“He podido constatar mi convicción de que lo que se produjo, fue la consumación de una nueva mentalidad la instauración” explicó.

Dijo, además, que sobre los errores que ha cometido el gobierno, se los deja a sus adversarios que son tantos.

Y aprovechó para manifestar que habrá sobre el tema plena libertad de expresión.