México.-Lucero Guadalupe Sánchez, una de las amantes de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, relató este jueves la relación romántica que mantuvo con el narcotraficante mexicano mientras compraba mariguana para él al mismo tiempo.

Sánchez, de tan sólo 29 años, habló durante el juicio a Guzmán que se celebra en Brooklyn sobre sus sentimientos hacia él, destacando que a veces le quería y a veces no.

“Yo me confundía en mis sentimientos”, dijo, usando a veces un tono triste y apagado.

Sánchez habló de una mezcla de enamoramiento y miedo, al explicar cómo le marcaba corazones en los paquetes de marihuana que le enviaba y al mismo tiempo se esforzaba en mantenerle contento en el trabajo para que no involucrara a sus hermanos en el negocio. Los hombres de Guzmán le vendaban los ojos, explicó, cuando esta iba a visitarlo.

Sánchez, que aseveró conoció a Guzmán en el 2010, llegó a ser legisladora en Sinaloa. Mientras la veía, Guzmán estaba casado con Emma Coronel, con quien tiene dos hijas. Coronel ha acudido a la sala del juicio casi cada día.

Sánchez López fue legisladora local por Cosalá, curul a la que accedió nominada por una coalición entre los partidos Sinaloense (PAS), el de Acción Nacional (PAN), el de la Revolución Democrática (PRD) y el del Trabajo (PT).

Conocida también como la 'Chapodiputada' fue desaforada por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, el 13 de junio de 2017, ante un proceso en su contra por el delito de falsificación de documentos.

Ello, porque supuestamente usó una credencial de elector falsa, a nombre de Devany Vianey Villatoro Pérez, con la que presuntamente visitó en 2014 a 'El Chapo' cuando estaba recluido en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) No. 1 de 'El Altiplano', antes de su fuga ocurrida en junio de 2015.

Fue detenida en Estados Unidos en junio de 2017, tras cruzar para pedir asilo a este país.

La Fiscalía leyó en voz alta algunos de los mensajes que ambos se dedicaban en los que, entre declaraciones de "amor", la futura diputada y el narcotraficante gestionaban los envíos de marihuana: debían ser de 10 kilogramos con un envío máximo de 400, que era lo que soportaba el avión del Chapo.

A pesar de que no recibía remuneración por su gestión de la hierba, ella enviaba la marihuana con símbolos determinados, como desvelaron sus mensajes: "El corazón es que te amo y el 4 es que bendigo el día que viniste a este mundo", explicaba Sánchez sobre la firma de los paquetes en sus intercambios.

El testimonio de la Chapodiputada -que en ocasiones se refería a Guzmán como "su esposo" y cuyo cargo fue revocado por su relación con el capo- también detalló algunas de las tretas del cartel del Sinaloa para el lavado del dinero.

Entre ellas, el empleo de empresas pantalla, como una que gestionó Sánchez que se encargaba de exportar jugos de frutas: nunca vendió ni un litro, pero en cuatro meses manejó alrededor de cinco millones de dólares.

Sánchez, que ahora cuenta con 29 años, apareció ante el jurado vestida con el mono de presidiaria, ya que permanece retenida en prisión federal por un delito de "conspiración de cocaína" desde el 21 de junio, cuando fue detenida al intentar entrar a EU a través del estado de California.

El Chapo apenas dirigió la mirada hacia su antigua amante, mientras su esposa Emma Coronel presenció todo el testimonio desde la bancada del público.