#Ciencia y tecnología

Bacterias transfieren su “memoria” por generaciones

Los científicos hicieron referencia a una técnica de procesamiento de señales, que generalmente se utiliza para analizar el tono en la música; lo especialistas lo utilizaron para mediciones biológicas.

Por Redacción, 2018-04-09 12:49

México, (Notimex).- Científicos de la Universidad de California, en Los Ángeles (UCLA), descubrieron que las bacterias tienen una “memoria” que pasa el conocimiento sensorial de una generación de células a otra, todas sin un sistema nervioso central ni neuronas.

El profesor de bioingeniería y miembro del Instituto de NanoSystems de California, Gerard Wong dijo que este descubrimiento es una gran sorpresa, ya que son un paso importante hacia la comprensión de las infecciones difíciles de tratar, causadas por biopelículas bacterianas en personas con fibrosis quística.

El especialista de la UCLA detalló que en su equipo estudiaron una cepa de bacterias llamada Pseudomonas aeruginosa que forma biopelículas en las vías respiratorias de personas con fibrosis quística y causa infecciones persistentes que pueden ser letales.

Las biopelículas bacterianas también pueden formarse en implantes quirúrgicos, como una cadera artificial; cuando lo hacen, pueden hacer que el implante falle; además están compuestas por células bacterianas genéticamente idénticas que pueden colonizar casi cualquier superficie y formar comunidades en las que las células individuales se organizan y cooperan.

El estudiante de posgrado de la UCLA y coautor del estudio, Calvin Lee, comentó que el primer paso para formar una biopelícula es que las bacterias deben sentir la superficie y desarrollar la capacidad de adherirse.

“Por primera vez, seguimos el comportamiento de linajes enteros de células individuales, y descubrimos que los descendientes podían recordar las señales de detección de superficie de sus antepasados”, apuntó en un comunicado de la UCLA.

A su vez, el principal colaborador del estudio y profesor de la Escuela de Medicina Geisel en Dartmouth College, George O’Toole, indicó que “fue muy emocionante que aprendieran cómo los vínculos reversibles e irreversibles se vinculan durante la formación temprana del biopelículas.

“Estos conceptos fueron descritos en 1930, pero nos llevó casi 90 años entender cómo funcionan de la mano para ayudar a impulsar la formación temprana de biopelículas”, expuso.

Para analizar las células que están en proceso de detección de la superficie, los científicos utilizaron un método de seguimiento celular multigeneracional desarrollado con anterioridad, junto con varios otros métodos de análisis de datos.

Los científicos hicieron referencia a una técnica de procesamiento de señales, que generalmente se utiliza para analizar el tono en la música; lo especialistas lo utilizaron para mediciones biológicas.

El enfoque reveló que dos eventos estaban relacionados en un patrón rítmico: la expresión de AMP cíclico, una molécula de señalización dentro de las células bacterianas, y el nivel de actividad de las bacterias que participan en el movimiento de las células. El estudio reveló que los eventos están separados por unas pocas horas.

“Las bacterias sienten y recuerdan a través de este patrón rítmico, que es fundamental para su decisión de suprimir la motilidad, volverse estacionario y, en última instancia, unirse a una superficie de forma irreversible y formar una biopelícula”, enfatizó Gerard Wong.

#Ciencia y tecnología

“El día de la unión”, película que recuerda el terremoto del 85

Aquí una semblanza de la cinta.

Por Redacción, 2018-09-19 11:12

México.-“El día de la unión” una película que narra la historia de Javier (Armando Hernández), un taxista al que el destino lo lleva a convertirse en líder de decenas de personas tras el terremoto de 8.1 grados que sacudió al sur del país, y que entre muchas otras edificaciones, derrumbó al icónico Hotel Regis en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Javier enfrentará su suerte ante un reportero (Kuno Becker), quien lo obligará a rescatar a su hijo sepultado en el sótano de un edificio.

Lo bueno

Las actuaciones. Tanto Armando Hernández a quien vimos protagonizando la serie biográfica de Julio César Chávez “El César”, como Ximena Ayala quien se catapultó a la fama con la película Perfume de violetas, y Ramiro Cid quien interpreta al hijo sepultado de Becker, son lo mejor del largometraje. Se agradece totalmente la naturalidad de sus actuaciones pese a un guion realmente malo.

Otro aspecto destacable es que la cinta contiene imágenes reales de lo sucedido en aquel desastre, como la épica transmisión en vivo de Jacobo Sabludovky frente a las instalaciones de Televisa San Ángel, o de los desgarradores momentos vividos afuera del ya desaparecido Parque del Seguro Social. Sin embargo, a estas escenas se les colocó el logo de la empresa que realizó las transmisiones ¡y es enorme! ¿De verdad nadie checó cómo se vería en una pantalla de cine?

Lo último rescatable de la cinta son los efectos especiales del terremoto, de pronto sí crees que es un Armagedón hollywoodense y te comerás las uñas al ver cómo se destruye un edificio por dentro. Peeerooo, la escena del temblor dura bien poquito, no sé ustedes pero yo esperaba más cámaras lentas e imágenes de muchos mexicanos aterrados, y sin embargo la trama pesa más por otras situaciones.

Lo malo

Definitivamente el guion. No hay nada que se pueda rescatar de él. Todos son diálogos cliché de momentos cliché que terminan dándote más risa, que sentimiento. Es muy triste que todo lo hayan querido resumir a un discurso final y no lo pudieran haber logrado con escenas.

La duración es otro aspecto negativo de la cinta. 110 minutos son demasiado. Si bien la película engancha por ser un suceso trascendental en la historia de México, de pronto ya quieres que termine para irte a tu casita y en el mejor de los casos revisar cuáles son las zonas de riesgo y puntos de reunión en tu colonia durante una emergencia.

Conclusión

¿Neta el 19 de septiembre de 1985 fue el día de unión? Pareciera que la película nos demuestra todo lo contrario y nos da a entender que en las peores tragedias también sale lo peor de los seres humanos.

Finalmente podríamos decir que este largometraje no logra transmitir el mensaje sobre las cualidades de los mexicanos, pues sin menospreciar todo el esfuerzo realizado en el terremoto del 85, los hechos no se comparan ni tantito con lo que vimos y vivimos en el terremoto del 2017, donde no fueron decenas, sino miles las personas que se volcaron a las calles para ayudar ya sea con alimentos, materiales de construcción o fuerza física.

Puedes ir al cine y rememorar la tragedia que azotó a nuestro país hace ya 33 años, pero no esperes encontrar en esta recreación el verdadero sentido de lo que nos une como mexicanos.

#Ciencia y tecnología

Científicos mexicanos desarrollan cubiertos comestibles a base de arroz

Los cubiertos son desarrollados por investigadores del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi), del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Por Redacción, 2018-09-18 14:19

México, (Notimex).– Científicos mexicanos crearon cubiertos comestibles, elaborados con salvado de arroz, con doble trascendencia: al contener este grano ayudará a mejorar la nutrición y podrá contribuir al cuidado del medio ambiente.

Los cubiertos son desarrollados por investigadores del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi), del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

En México, el salvado de arroz se destina como alimento para animales, debido a que se enrancia en corto tiempo, sin embargo, los expertos politécnicos controlaron la oxidación del producto y así desarrollar también mazapanes y totopos altamente nutritivos.

En un comunicado, el IPN informó que los responsables del proyecto son Adrián Quintero Gutiérrez, Javier Villanueva Sánchez, Guillermina González Rosendo y Víctor Alcántar Rodríguez, quienes integran al proyecto a estudiantes de licenciatura y posgrado.

Los expertos afirmaron que este tipo de productos tienen un futuro promisorio, ya que aportan diversos nutrientes como antioxidantes, aminoácidos esenciales, vitaminas B1, B2, B3, B6, B9 y E, sodio, potasio, calcio, magnesio, hierro, zinc, selenio y grasas mono y poliinsaturadas.

Para encontrar la fórmula correcta para hacer los cubiertos, los científicos realizaron múltiples pruebas hasta encontrar la textura que consideraron adecuada. Para conservar las propiedades de alimentos funcionales, destacaron, únicamente usan salvado de arroz, agua e ingredientes naturales.

Por ahora han elaborado las cucharas, cuya resistencia es adecuada y cumplen efectivamente su función al entrar en contacto con alimentos calientes; sin embargo, agregarían alguna goma comestible para aumentar la dureza.

Apuntaron que el siguiente paso será desarrollar un molde especial para producir las cucharas, así como los otros utensilios.

Además de estudiar las propiedades de los alimentos para generar nuevos productos, toman en cuenta las necesidades sociales, los recursos disponibles en la región y las preferencias de los habitantes del estado de Morelos, donde está ubicado el Ceprobi.

De esta manera, trabajan también en el desarrollo de un mazapán, el cual ya cuenta con todas las evaluaciones requeridas y los ensayos clínicos correspondientes para solicitar el registro de la patente e iniciar su comercialización.

Señalaron que las evaluaciones clínicas al mazapán se han realizado en diferentes grupos de la población como: adultos con exceso de peso, adultos mayores y niños.

Asimismo, en colaboración con el Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud (CICS), Unidad Santo Tomás y la Escuela Superior de Medicina, evalúan el efecto de la golosina en niños con déficit de atención.

Como parte de este proyecto y para dar valor agregado al salvado de arroz, también producen totopos horneados con harina de maíz y salvado de arroz, como una opción de botana saludable por su contenido de fibra y antioxidantes.

Los investigadores resaltaron que otro propósito del proyecto es generar diferentes productos para diversificar el consumo del salvado de arroz. Mencionaron que el arroz Morelos recientemente obtuvo la denominación de origen, situación que aprovecharán para impulsar la economía de los productores.

#Ciencia y tecnología

En 2025 robots harán más tareas que los humanos: estudio

Casi 50 por ciento de las empresas prevén para 2022 una disminución de sus efectivos a tiempo completo por la automatización.

Por Redacción, 2018-09-18 12:12

México, AFP.-En 2025 los robots cumplirán el 52 por ciento de las tareas profesionales corrientes, según un estudio del Foro Económico Mundial.

Sin embargo esta “revolución” robótica creará 58 millones de nuevos empleos netos durante los próximos cinco años, apunta el informe.

“En 2025, más de la mitad de todas las tareas realizadas en los lugares de trabajo las harán máquinas, frente al 29 por ciento actualmente”, aseguran los investigadores de esta fundación con sede en Ginebra, conocida por organizar cada año el Foro de Davos.

Algunos sectores se verán más afectados que otros por la automatización. El informe prevé que, en 2022, podrían desaparecer 75 millones de empleos en sectores como la contabilidad, el secretariado, las fábricas de ensamblaje, los centros de gestión de clientes o los servicios postales.

En paralelo, los investigadores creen que se podrían crear 133 millones de empleos, esencialmente relacionados con la revolución digital, en campos como la inteligencia artificial, el tratamiento de datos, los programas informáticos o el marketing.

La industria aeronáutica, de viajes y de turismo tendrá “las necesidades más elevadas de reconversión para el periodo 2018-2025”, según la investigación hecha en empresas de 12 sectores en 20 economías desarrolladas y emergentes.

“Casi 50 por ciento de las empresas prevén para 2022 una disminución de sus efectivos a tiempo completo por la automatización, un 40 por ciento anticipa en cambio un aumento global de sus efectivos y más de un cuarto espera que la automatización cree nuevos empleos”, detalla el informe.

Las consecuencias concretas para los trabajadores son difíciles de predecir, pero los investigadores anticipan una “enorme perturbación (…) en la mano de obra mundial”, con “cambios importantes en la calidad, la localización, el formato y la permanencia en las funciones”.