Ciudad de México.- La calificadora financiera Fitch Ratings bajó a ‘BB+(mex)’ desde ‘BBB(mex)’ la calificación de la calidad crediticia del estado de Veracruz y la colocó en “observación negativa”.

En opinión de Fitch, la inconsistencia y falta de credibilidad en la información financiera, aún y cuando es auditada por un despacho externo, añaden incertidumbre al desempeño financiero debilitado significativamente al cierre 2015.

“Los factores que apoyan la calificación específica del Estado son el perfil y la estructura de su deuda directa de largo plazo así como la importancia económica de la entidad, que si bien ha mostrado un crecimiento económico por debajo de la media nacional, sigue aportando un porcentaje relevante al Producto Interno Nacional”, explican.

Asimismo, señalaron que la flexibilidad financiera del estado está en riesgo.

 “Para el estado, la consecuencia financiera de este suceso podría limitar aún más la flexibilidad financiera, pues la retención por parte del Fiduciario (Banco Invex) de los remanentes del fideicomiso sería cercana a los dos mil millones de pesos en 2017, tomando como referencia el comportamiento de la cuenta de remanentes”, advierte la calificadora.

Según explicó el reporte, el ajuste a la baja en la calificación refleja el deterioro en su posición de liquidez derivada de un incremento súbito en su pasivo circulante, así como un detrimento significativo en la flexibilidad financiera de la entidad al cierre 2015 de acuerdo con información de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Indicaron que esta situación derivó del dinamismo bajo de los ingresos fiscales ordinarios (IFOs, ingresosde libre destinación) y de un incremento pronunciado del gasto operacional (GO, gasto corriente más transferencias no etiquetadas) que resultó en una generación deficitaria de ahorro interno (AI, flujo disponible para servir deuda o realizar inversión).

La Observación Negativa en la calidad crediticia del Estado deriva del incremento repentino del pasivo circulante de más de 3.6x (veces) respecto al cierre 2014.

“Esta tendencia se mantiene al avance presupuestal del segundo trimestre de 2016, refleja un monto de más de 17 mil  millones de pesos. Derivado de lo anterior, el día 12 de agosto de 2016, se informó de la activación de un evento preventivo al incumplirse uno de los compromisos financieros estipulados en los contratos de los certificados bursátiles fiduciarios (Ceburs) con clave de pizarra VERACB 12, VERACB 12-2 y VERACB 12U”, detalla.