México.- Un ataque armado contra policías estatales en Nuevo Laredo, Tamaulipas, dejó un saldo de tres presuntos delincuentes muertos y una civil gravemente herida, de acuerdo con partes informativos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Los enfrentamientos comenzaron alrededor de las cinco de la tarde del miércoles, pero fue hasta cinco horas y media después que el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, emitió un mensaje en el que se refirió a los hechos de violencia, pero sin presentar un balance de personas detenidas o civiles heridos durante la refriega.

A través de Twitter, Cabeza de Vaca felicitó a los policías estatales “por hacer frente a los criminales y advirtió que no dará tregua ni bajará la guardia ante los embates del llamado Cártel del Noreste, una escisión de Los Zetas que encabeza Juan Gerardo Treviño, alias “El Huevo”, sobrino de Miguel Ángel Treviño González, “El Z-40”.

Cinco horas de enfrentamientos

Pese a las cinco horas de enfrentamientos armados que se vivieron en Nuevo Laredo, el gobierno federal tampoco emitió ningún comunicado sobre lo ocurrido en esa ciudad fronteriza. Tanto el Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, como el titular de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio, guardaron silencio y no lanzaron alertas para proteger a la población civil.

Las únicas autoridades que sí reaccionaron ante la intensidad de la confrontación entre policías estatales contra sicarios fueron las estadounidenses. El Consulado de Estados Unidos en Nuevo Laredo emitió una alerta para que sus ciudadanos y diplomáticos buscaran refugio mientras ocurrían los tiroteos.

A través de sus cuentas en redes sociales, las autoridades consulares también pidieron a sus diplomáticos y familiares a monitorear medios locales para estar al tanto de la situación. La alerta se emitió media hora antes de que el gobernador de Tamaulipas se refiriera a los ataques del crimen organizado contra policías estatales.