México.- Dos terceras partes de los 2 mil 40 millones de pesos gastados por el Banco del Bienestar en 2019 y los primeros días de 2020 se destinaron a contratar empresas de outsourcing para el control de datos bancarios, la seguridad de sus sucursales y el registro de beneficiarios de los programas sociales.

De acuerdo con la base de datos de Compranet, entre los convenios celebrados por el banco con diversas empresas y autoridades públicas, 68.3 por ciento fueron adjudicaciones directas y 13.8 por ciento licitaciones públicas.

El Banco del Bienestar destinó 488.9 millones de pesos para contratar a dos empresas que brindan “servicios de apoyo a los objetivos institucionales y actividades inherentes a la operación de programas y proyectos bajo el régimen de subcontratación”.

Dicho monto se repartió a dos empresas, la primera de ellas Sarengo S.A. de C.V. que obtuvo dos contratos por 282.8 millones de pesos de los cuales 202.8 millones fueron licitados y 80 millones por adjudicados directamente.

El trabajo de la compañía consistió en subcontratar servicios de manejo de nómina de pagadores y personal que registró a beneficiarios de los programas sociales del gobierno federal.

La segunda firma, Komb Business S.A. de C.V., que obtuvo un convenio por 205.5 millones mediante licitación pública. Estas dos empresas concentraron más de la cuarta parte –27 por ciento– de los recursos totales.

Otro rubro al cual la institución bancaria dedicó recursos fue para el cuidado del servicio central de datos donde opera gran parte de las más de 450 sucursales que hay actualmente.

De acuerdo con la descripción en Compranet, se realizaron dos contratos con empresas diferentes por 508.7 millones de pesos para adquirir por separado un “servicio integral administrado de hospedaje, monitoreo, administración y control de las operaciones del centro de datos principal, de servicios de recuperación en caso de desastres y de servicios de continuidad del negocio para los aplicativos bancarios de la institución”.

Axtel S.A.B. de C.V. ganó el concurso de licitación pública para operar un contrato por 365.9 millones de pesos para ayudar a tener mayor control de las operaciones realizadas por las distintas oficinas y sucursales del Banco del Bienestar.

Para estos mismos fines el gobierno federal dio por adjudicación directa un convenio de 142.7 millones de pesos a SixSIgma Networks México, propiedad de la empresaria María Asunción Aramburuzabala, la mujer con más dinero en el país.

Esta firma cuenta con un historial importante de convenios con el gobierno federal, ya que durante la administración de Enrique Peña Nieto recibió 35 contratos, 19 de los cuales fueron por adjudicación directa, 10 por licitaciones públicas y cinco por invitación de una tercera compañía.

El monto total de los convenios en el sexenio pasado, fue por 19 mil 821 millones de pesos.

SixSigma provee servicios de tecnologías de la información e infraestructura útil para ciberseguridad y videovigilancia y almacenamiento de datos en el ramo del análisis de información