México. Notimex.- El expresidente del Banco Unión-Cremi, Carlos Cabal Peniche, confirmó que en 1994 sí entregó recursos millonarios a la campaña del entonces candidato a la gubernatura de Tabasco por el PRI, Roberto Madrazo Pintado, quien se enfrentó al entonces aspirante del PRD, Andrés Manuel López Obrador.

Precisó en entrevista con el programa Telereportaje, de Emmanuel Sibilla Oropeza que a través de un fideicomiso, su banco aportó cinco millones de dólares para la campaña del priista tabasqueño.

Señaló que en ese entonces era común que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) “pasara la charola” a los empresarios para financiar las campañas electorales, pues las leyes, en cuanto al financiamiento en esa materia, no eran claras y “se permitían muchas cosas”.

Refirió que fue así como con recursos de Banco Unión, se le entregaron 15 millones de dólares al candidato de ese instituto político a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio, y luego cinco millones a Ernesto Zedillo, después del magnicidio.

“Se hicieron fideicomisos dentro del banco y esos fideicomisos están documentados, yo entregué la documentación después y todo eso; yo creo que más que ilegal se ocultaba, no se decía con claridad que apoyaban al partido los empresarios”, expresó.

Cabal Peniche afirmó que fue en la campaña presidencial de 1994 la única ocasión en que sacó una credencial del PRI y que en ese momento fue el único banquero que le apostó a Colosio Murrieta, pues casi todo el sector bancario apoyaba a Pedro Aspe, que era un precandidato importante.

Afirmó que las 45 cajas que de manera anónima fueron entregadas a López Obrador luego de perder contra Roberto Madrazo sí contenían información real, “sí hubo dinero extraordinario para apoyar al PRI de Tabasco, el cual salió de Banco Unión”, sostuvo.

El 5 de junio de 1995, sujetos desconocidos entregaron a López Obrador las cajas que contenían el archivo de la Secretaría de Finanzas del PRI en Tabasco, con documentos de las transacciones millonarias e ilegales entre el Banco Unión, de Cabal Peniche, y el PRI local y nacional.

En ese entonces, López Obrador acusó de fraude e inició movilizaciones y algunas acciones, como fue el movimiento de resistencia civil contra la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El 5 de septiembre de 1994, la Secretaría de Hacienda intervino el Banco Unión-Cremi por presuntos malos manejos en sus operaciones, en tanto que las autoridades judiciales giraron orden de aprehensión contra Cabal Peniche, quien se fugó del país, pero años más tarde es detenido.

“Eran los tiempos y yo entiendo que al presidente López Obrador no le gustará, él era oposición, pero así se hacían las cosas en aquéllos momentos”, puntualizó el exbanquero.