#Suave Patria

Bandas criminales aterrorizan Morelos por el control de la plaza

En Morelos los combates entre una gran organización criminal y cuatro de sus grupos rivales está preocupando a las autoridades.

Por Redacción, 2019-06-07 14:03

México. InSight Crime.- La polémica Guardia Nacional de México ha sido desplegada en algunos de los estados más violentos del país mientras Morelos se está convirtiendo en un campo de batalla de facciones criminales rivales.

Según un informe de El Universal, el presidente Andrés Manuel López Obrador desplegó unidades de la Guardia Nacional, que cuenta con 60 mil efectivos, en los ocho estados donde se cuentan la mitad de los homicidios del país: Guanajuato, Estado de México, Jalisco, Ciudad de México, Guerrero, Veracruz, Michoacán y Morelos.

En lo que va de 2019, Guanajuato ha sido el estado más violento de México, con 1.237 homicidios registrados, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP). Esto se debe en gran parte a los enfrentamientos entre el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cartel de Santa Rosa de Lima por el control de economías criminales como el robo de petróleo.

Sin embargo, más hacia el sur, en Morelos los combates entre una gran organización criminal y cuatro de sus grupos rivales está preocupando a las autoridades.

Actualmente, el CJNG, Los Rojos, La Familia Michoacana, Los Tlahuicas y Los Mayas se disputan el control de la capital de Morelos, Cuernavaca, así como los municipios de Jiutepec, Emiliano Zapata, Cuautla, Puente de Ixtla, Yautepec, Jojutla y Xochitepec, según señaló el jefe de seguridad del estado, José Antonio Ortiz Guarneros, en un informe de La Jornada.

El CJNG se disputa con el Cartel de Sinaloa el título del grupo criminal más poderoso de México. Por otro lado, La Familia Michoacana, cuyos días de gloria han quedado atrás, parece que se mantiene en pie a pesar de que sus miembros se han diezmado. Los Rojos son una disidencia de la Organización Beltrán Leyva (OBL), y Los Tlahuicas son un grupo de Morelos que cuenta con bastantes armas. No está claro cuál es el origen del grupo criminal Los Mayas.

Según La Jornada, en mayo se registraron al menos 30 homicidios como resultado de los enfrentamientos entre estos grupos rivales. El acto de violencia más infame ocurrió el 8 de mayo, cuando un sicario abrió fuego y mató a dos empresarios de la región a plena luz del día en el centro de Cuernavaca.

En el primer trimestre de 2019, la tasa de homicidios de Morelos, de 12 por cada 100.000 habitantes, fue una de las más altas de todo el país, solo por debajo de Guanajuato, Chihuahua, Baja California y Colima, según estadísticas del observatorio Semáforo Delictivo. Durante este periodo, de todos los estados mexicanos, Morelos tuvo la mayor tasa de crímenes de alto impacto, como homicidio, secuestro y extorsión, como lo constató Semáforo Delictivo.

Esta no es la primera vez que el estado de Morelos se ubica en el centro de los violentos conflictos entre grupos del crimen organizado rivales, que se han venido fragmentando a lo largo de los años.

Pero si bien algunos de los actores criminales han cambiado, los combates y sus móviles no se han modificado. En 2012, eran Guerreros Unidos (grupo que también se desprendió de la Organización Beltrán Leyva (OBL) y fue fundado por dos de sus exintegrantes), La Familia Michoacana y Los Rojos los que estaban utilizando la violencia extrema para tratar de ejercer control total sobre el estado.

Morelos es un importante territorio criminal por tratarse de un punto estratégico para el narcotráfico. De Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero, que ha sido centro de cultivo de amapola y de producción de diversas drogas, los cargamentos de estupefacientes se dirigen hacia el norte, a Morelos, y de allí siguen su ruta hacia el oeste por una carretera que conecta con la costa del Pacífico y con Acapulco, que solía ser un atractivo centro turístico y donde existe un importante puerto bastante útil para para los traficantes.

Sin embargo, Morelos no ha sido siempre tan violento. El fallecido capo del Cartel de Juárez, Amado Carrillo Fuentes, operó libremente en dicho estado durante la década de los noventa gracias en gran parte a políticos y policías corruptos que le ofrecían protección. Las multimillonarias ganancias del Cartel de Sinaloa le permitían al grupo comprar la protección para capos como Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”, lo que le permitió operar y vivir cómodamente allí.

Pero la estructura de los poderosos grupos criminales de México no es clara actualmente. Las lealtades cambian con regularidad en medio de una continua fragmentación, aunque el derramamiento de sangre continúa. El CJNG es sin duda el mejor posicionado para obtener el control total de Morelos, dado su tamaño y su poder. Pero la creciente fragmentación del hampa en el país indica que, mientras algunos grupos caen, son remplazados por otros más violentos.


Este texto fue tomado de: https://es.insightcrime.org/noticias/analisis/la-fragmentada-criminalidad-de-mexico-llega-a-morelos/

#Suave Patria

UNAM, la segunda mejor institución educativa de Latinoamérica

La Universidad Autónoma de México (UNAM) se posicionó en el lugar 103 del QS World University Rankings.

Por Redacción, 2019-06-20 12:02

México.- La Universidad Autónoma de México (UNAM) se posicionó en el lugar 103 del QS World University Rankings. La casa de estudios subió 10 lugares con respecto al año pasado. Además, se lleva el título de la segunda mejor de Latinoamérica.

El QS World University Rankings presenta una lista mundial de 1,250 universidades y es realizada por Quacquarelli Symonds, empresa británica cuyo expertise es la educación.

Otras de las universidades mexicanas que escalaron lugares en el conteo fueron: el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Panamericana, la Universidad Anáhuac, la Universidad de Guadalajara y la Universidad Iberoamericana.

La máxima casa de estudios del país azteca ha subido  72 posiciones en los últimos cuatro años y se posiciona como la segunda de Iberoamérica junto a la Universidad de Buenos Aires, de acuerdo con la Gaceta UNAM.

Este conteo se basa en 13 indicadores de rendimiento que proporcionan comparaciones completas y equilibradas sobre la reputación de los estudiantes y los académicos.

#Suave Patria

Choferes piden credenciales para no ser acusados de tráfico de migrantes

Una docena de migrantes haitianos fueron abandonados en la carretera por el conductor de un autobús en la comunidad «Viva México», en Tapachula.

Por Redacción, 2019-06-20 11:41

México.- Para evitar que el Gobierno Federal los acuse de traficar personas, choferes y dueños de transporte en Chiapas están evitando transportar a migrantes, situación que ya resienten los extranjeros en la frontera sur del país.

Una docena de migrantes haitianos fueron abandonados en la carretera por el conductor de un autobús, metros antes de llegar al puesto de control migratorio de la comunidad «Viva México», en Tapachula.

Según reportó el noticiero En Punto, de Televisa, hombres, mujeres y niños, maletas en mano, caminaron por la carretera Panamericana donde se toparon con el retén montado por la Marina y el Instituto Nacional de Migración (INM).

Luego de ser detenidos, los ingresaron a las camionetas llamadas perreras, donde había más migrantes haitianos detenidos. El vehículo iba a su máxima capacidad.

En otra perrera iban migrantes originarios de la India que fueron bajados del transporte público.

En el Aeropuerto de Tapachula, se reforzaron las medidas de seguridad. Ahí fueron detenidas cinco mujeres, dos adultas y tres menores de edad y enviadas a la estación migratoria siglo XXI.

Una familia hondureña vive desde hace 22 días en las banquetas de la calle Cuarta Avenida Poniente, a unos metros, de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), donde reciben alimentos de misioneros católicos.

En el albergue Jesús del Buen Pastor, con capacidad para 250 personas, se encuentran más de mil migrantes.

#Suave Patria

Así es el Plan de Desarrollo de Centroamérica

Uno de los principales motores económicos del Sur de México, de Guatemala, El Salvador y Honduras son las remesas que envían los migrantes.

Por Redacción, 2019-06-20 10:44

México.- Hoy se reúnen los presidentes de México y de El Salvador en Tapachula, Chiapas, para discutir el plan para el desarrollo del sur de México, El Salvador, Honduras y Guatemala. Mucho se ha publicado en los medios de prensa sobre este plan de Cepal y de las organizaciones de la ONU. Esta semana en Bruselas tuve la oportunidad de agradecer personalmente a la doctora Alicia Bárcenas, al equipo de Cepal, de la ONU y, por medio del embajador Mauricio Escanero, representante de México ante la Unión Europea, especialmente al presidente de México Andrés Manuel López Obrador por su interés en buscar e implementar soluciones a la triste y miserable realidad del sur de México, El Salvador, Honduras y Guatemala.

Escuchar a los analistas y expertos independientes de cada país porque un proyecto de esta importancia debe considerar no solo las opiniones y sugerencias de gobernantes y de las élites, sino también las de expertos y analistas independientes y, en la medida de lo posible, las de los gobernados. Esto último se puede hacer en buena medida gracias a internet.

El cultivo del café que tradicionalmente ha sido un gran empleador en el sur de México y en el Triángulo Norte, para la abundante mano de obra poco calificada y para los pequeños productores, es hoy fuente de pobreza y genera abundante trabajo infantil debido a que las multinacionales que compran el café para exportarlo a los países desarrollados le pagan a los productores en el 2019, en términos reales,  el 25% de lo que les pagaban en 1983 por cada libra de café.  Es urgente cambiar la ecuación del café en beneficio de todos los países productores.

Es absolutamente inaceptable que la Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, Japón y Suiza digan estar comprometidos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y con el respeto a la ley y a los acuerdos y convenios internacionales cuando cada taza de café que consumen sus presidentes, sus políticos y sus cientos de millones de ciudadanos incrementa la miseria, el  hambre, la desnutrición, el trabajo infantil y la migración forzada debido al modelo de negocio de las multinacionales apoyado por esos gobiernos.

Buena parte de la generación de empleo rural en el Sur de México, El Salvador, Honduras y Guatemala depende de productos agrícolas para la exportación. Los precios pagados por la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Japón, Suiza, Noruega, por la gran mayoría de los productos agrícolas que nos compran no guarda ninguna relación con el precio que pagan los consumidores o con su valor real en los países desarrollados. Esto no puede seguir así. Es neocolonial. Es urgente negociar en bloque, unidos con nuestros hermanos brasileños, colombianos, peruanos, argentinos, costarricenses, chilenos, todos afectados por el mismo problema. El G7, la UE, Suiza, Noruega, deciden si nuestros campesinos y sus hijos comen nutritivamente tres veces al día o solo una y mal.

Uno de los principales motores económicos del Sur de México, de Guatemala, El Salvador y Honduras son las remesas que envían los migrantes que abandonaron sus hogares por la grave situación económica y social que hay en los cuatro países.

El impacto de la ayuda al desarrollo (UE, GIZ, US AID,  Swiss AID, CIDA, etc) y de los programas nacionales de desarrollo en la economía  para la casi totalidad de municipios rurales de Guatemala, El Salvador y Honduras es casi insignificante comparado con las remesas. Las remesas son muchísimas veces más importantes que todos los programas de desarrollo, cualquier producto agrícola de exportación y también que cualquiera de los productos industriales para el mercado internacional. Las remesas son ingresos netos para los países sin aparente costo alguno, excepto el costo humano de la separación de sus familiares, la fuga de cerebros y de mano de obra calificada.

Las remesas generan para el Triángulo Norte de Centroamérica ingresos que exceden anualmente los 20 mil millones de dólares por las transferencias de los migrantes guatemaltecos, salvadoreños y hondureños para apoyar a sus familiares y dependientes que aún viven en sus países de origen. Las remesas son 11.8% del PIB en Guatemala, 22% del PIB en El Salvador y 20.3% del PIB en Honduras. A pesar de su gran importancia para las tres economías no existe ningún plan de gran escala en ninguno de los tres países, ni tampoco en México, para aprovechar al máximo su existencia fomentando la calidad del gasto de estas, modelos de ahorro y crédito a tasas internacionales (1% al 3%), pensiones o planes de vivienda popular para quienes reciben y para quienes con gran sacrificio generan las remesas. Una excesiva proporción de las remesas es gasto por consumo en los países recipiendarios y un elevado porcentaje de este son productos importados que no generan valor agregado local o gran cantidad de empleos.

Quienes envían las remesas pagan a un reducido grupo de empresas y a sus socios en los países del Triángulo Norte y en México entre en 7% y el 15% por transferir el apoyo económico a sus familiares. Monto inaceptablemente alto considerando todas las opciones tecnológicas y financieras de transferencia disponibles en la actualidad.

El modelo ‘Hood Robin’ de las transferencias es el opuesto al de Robin Hood, heroico y folclórico personaje que robaba a los ricos para ayudar a los pobres. El sistema tradicional de transferencia de remesas es uno en el que un grupo reducido de grandes empresarios y empresas de transferencias casi ‘confiscan’ entre el 7% y el 15% de lo que los pobres envían a sus familiares. Este cobro es leonino considerando la tecnología y las otras opciones existentes.

El modelo ‘Hood Robin’ en las remesas le cuesta a quienes las envían, a quienes las reciben y al Triángulo Norte una pérdida de casi 4 millones de dólares diarios en poder de compra, es decir más de mil trescientos millones de dólares anuales. Este monto podría servir para acelerar el crecimiento económico y combatir la pobreza en las regiones rurales de los tres países. Es casi increíble que no exista ningún plan trinacional o tetra-nacional serio para que se reduzcan los altísimos costos de transferencia.

Tres de los más serios problemas en el Sur de México y en los tres países del Triángulo Norte son: la falta de oportunidades estables de empleo, la escases de oportunidades económicas para la clase media baja y especialmente para los más pobres con baja escolaridad y el déficit de oferta habitacional accesible para la clase media, media baja y pobre.

Buena parte de estos tres problemas se puede resolver implementando un plan tri-nacional o tetra-nacional para que un porcentaje de las remesas sirvan para financiar un mega plan de vivienda en los cuatro países que construya por más de un millón de unidades, exceptuando las ciudades que ya están superpobladas. Este plan de vivienda para el Triángulo Norte y el Sur de México arrancaría con no menos de 3 mil millones de dólares generaría centenares de miles de empleos en el interior de los países ya que además del trabajo de la construcción, servicios e infraestructura se crearían miles de PYMES abastecedoras de este sector.

Se debe planear la creación de varias ciudades nuevas de más de 400,000 habitantes cada una.  Es urgente resolver la sobrepoblación y el excesivo tráfico en las capitales de El Salvador, Honduras y Guatemala.

El plan de vivienda popular con remesas será exitoso solamente si se ofrece a quienes las envían las reducir su costo de transferencia a menos de 1%, si esta oferta está acompañada de un programa muy bien estructurado de crédito hipotecario en dólares a tasas inferiores al 2% para que los migrantes participen en la adquisición de vivienda en los países del Triángulo Norte y el Sur de México y si se utilizan materiales nacionales y contratistas locales para generar empleo masivo. En paralelo, es indispensable crear y ejecutar un plan para que quienes gozan de ingresos y empleos estables (incluyendo los empleados públicos) también puedan beneficiarse de las bajas tasas de interés disponibles en el mercado internacional y puedan participar como compradores en el mega plan de vivienda y generación de empleo del Triángulo Norte y del sur de México.

Un serio problema en el Sur de México y en los países del Triángulo Norte es el crecimiento del grupo de ninis, jóvenes que NI estudian NI trabajan. Se estima que estos pueden sumar más de 2 millones en los tres países del Triángulo Norte y en el Sur de México. Este fenómeno social es una verdadera bomba de tiempo que requiere la atención urgente y conjunta de gobiernos y empresa privada, creando e implementando programas masivos de educación para el trabajo con remuneración, aunque esta sea simbólica (Modelos alemán y suizo).