Ciudad de México.-  México vendió este martes 500 millones de dólares en coberturas cambiarias como parte de un programa que el banco central ofrece al mercado para apuntalar a su moneda, luego de que ésta cayera a su peor nivel en más de nueve meses.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) inicia la jornada con un descenso mínimo de 0.04 por ciento o 19.11 puntos menos respecto al nivel previo, con lo que el Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC) se ubicó en 48 mil 407.04 unidades.

En la plaza bursátil local se opera un volumen de 521 mil títulos, por un importe económico de 18.1 millones de pesos. Participan 34 emisoras, de las cuales 10 ganan, 21 pierden y tres se mantienen sin cambio.

De acuerdo con el Grupo Financiero Ve por Más (BX+), los futuros accionarios estadounidenses mantienen un sesgo marginalmente negativo siguiendo el cierre a la baja del viernes pasado.

Destacó que este día el mercado accionario en esa nación estará caracterizado por un escaso volumen, así como un comportamiento relativamente acotado, en función de los días feriados.

Por otro lado, en Europa, precisó, no hay operaciones en los principales mercados por ser festivo.

La Comisión de Cambios, incrementó el monto de coberturas cambiarias liquidables en moneda nacional que subastará el Banco de México (Banxico).

A través de un comunicado, la Comisión de Cambios informó que decidió instruir al Banxico para que hoy venda coberturas cambiarias liquidables, por diferencias en moneda nacional, por un monto de 500 millones de dólares.

Explicó que es con el objetivo de propiciar mejores condiciones de liquidez, un mejor descubrimiento de precios y un funcionamiento ordenado del mercado cambiario.

Banxico renovará la totalidad de los vencimientos de estas operaciones hasta que la Comisión de Cambios lo considere pertinente.

Tras el anuncio, el instituto central asignó la totalidad de los 500 millones de dólares en dos subastas de coberturas cambiarias de 250 millones cada una. El monto total demandado fue de 630 millones de dólares.

El pasado 21 de febrero la Comisión de Cambios anunció un programa de coberturas cambiarias liquidables por diferencia en moneda nacional por un monto total de 20 mil millones de dólares con el objetivo de propiciar un funcionamiento más ordenado en el mercado cambiario del país.

A la fecha se han realizado subastas por un monto de cinco mil millones de dólares y los vencimientos que hasta el momento se han presentado han sido renovados en su totalidad.

La Comisión de Cambios es el órgano encargado de la política cambiaria en el país y está integrada por el secretario y el subsecretario de Hacienda, otro subsecretario de esta dependencia, el gobernador del Banco de México y dos miembros de la Junta de Gobierno de este último.

El peso mexicano cerró el viernes en 19,72 unidades por dólar, su nivel más bajo desde el pasado 9 de marzo, en medio de preocupaciones sobre el impacto en México de una reforma fiscal en Estados Unidos y sobre el curso de la política monetaria en ese país.

La Comisión de Cambios de México, conformada por funcionarios del banco central y el ministerio de Hacienda, advirtió que la volatilidad de la moneda ha estado acompañada de un deterioro de las condiciones de operación del mercado de cambios.

A través del mecanismo, el banco central asegura a los participantes del mercado un determinado nivel de tipo de cambio a un plazo en el futuro, protegiéndolos así de eventuales variaciones agresivas en el precio del dólar.

Estados Unidos aprobó una amplia reforma fiscal que reduciráa partir del 1 de enero la tasa de impuestos corporativos, aumentando preocupaciones de que México podría perdercompetitividad en la atracción de flujos de inversiones provenientes de su vecino del norte. Analistas han mencionado que otros factores que podrían generar volatilidad en los mercados financieros son la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte(TLCAN), y las elecciones presidenciales en México de julio del próximo año.

El programa de coberturas fue anunciado el pasado 21 de febrero, cuando el peso experimentó otro episodio de fuerte volatilidad.

Hasta la fecha, se habían realizado subastas por un monto de 5.000 millones de dólares, de un total de 20.000 millones dispuestos por el Banco de México para tal fin.