México.- Sobre las responsabilidades que tiene el Banco de México (Banxico) y a propósito de las demandas de que adopte un doble mandato, Jonathan Heath, subgobernador del banco central, dijo que éste no tiene un mandato único, pero sí uno que es prioritario.

"El Banco de México no tiene un mandato único, tiene un mandato prioritario que es controlar la inflación por encima de todo lo demás, pero no significa que es lo único que tiene que hacer. Mantener estabilidad del poder adquisitivo de forma indirecta contribuye con el crecimiento y de alguna forma el banco tiene responsabilidad en ello", aseveró.

Durante su presentación en el seminario 25 Aniversario de la Autonomía del Banco de México, el funcionario indicó que de acuerdo con el artículo 28 de la Constitución se establece que el objetivo prioritario del Banxico será procurar la estabilidad del poder adquisitivo, pero "esto va a poder fortalecer el desarrollo nacional que corresponde al Estado, que se define mediante la competitividad, el fomento económico y el empleo", aseguró.

Una de las demandas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha sido que el banco central tenga un mandato dual, sobre todo para incentivar el crecimiento económico. En este sentido, el subgobernador del banco central destacó que las decisiones de política monetaria inciden también en el crecimiento y esa es su orientación.

"No me iría a tratar de tener un mandato dual pero sí a fortalecer los mecanismos de estabilidad financiera (...) No tenemos que quedarnos en una ortodoxia", sentenció.

Heath defendió y recalcó que la autonomía ha dado resultados y ha permitido que México deje atrás los altos niveles inflacionarios.

El jueves 15 de agosto Banxico recortó su tasa de interés por primera vez desde 2014, al pasar de 8.25 a 8%. Sobre esta decisión, Jonathan Heath indicó que personalmente ve la oportunidad, dadas las condiciones económicas en el país, para empezar a relajar la posición monetaria.

"No nos vamos a ir al otro extremo, vamos a mantener una política restrictiva pero menos restrictiva; sí estamos entrando en una fase para relajar la política monetaria", aseguró el funcionario.

Además, estima que vendrán "noticias todavía mejores y a finales de agosto vamos a ver una inflación de 3.1% o 3.2%, muy cercano a la meta del banco".