México.- Ha pasado casi un año de las elecciones más polémicas en la historia del estado. Un accidente aéreo obligó a realizar una elección extraordinaria para que Puebla pueda tener un gobernador. Hoy el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia en Puebla (Morena, PT y Verde), Miguel Barbosa repite como abanderado y asegura que ya se bailó al PAN y a su candidatito (Enrique Cárcenas).

Barbosa Huerta es cauto y no quiere asegurar que la elección ya está decidida, pero sí adelanta que en esta ocasión no hay una elección de estado, pero eso no significa que vaya a tener un minuto de confianza y dice que esta campaña, es la más potente que ha tenido Puebla en su historia.

Rechaza que él esté haciendo guerra sucia a su adversario Enrique Cárdenas y agrega que no tiene la culpa de que sea un hombre sin control en sus acciones. Reconoce el apoyo que ha tenido del movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, pero refuta a quienes decían que no podía hacer campaña sin el tabasqueño, “la hicimos y de proporciones enormes”.

Sobre los comentarios que lo señalan que está mermado físicamente por la diabetes, responde: “estoy a toda madre”. Adelanta que confía en la autoridad electoral y respetará el resultado, sea cual sea.

Describe que hace un año le hicieron fraude, y él le ganó al enorme poder del dinero de Rafael Moreno Valle y ahora, al PAN y a su candidaditito, se los bailó y no fueron pieza para competir con él.

Describe que las diferencias al interior de Morena ya se superaron y tiene una comunicación cercana con el senador, Alejandro Armenta, quien también quería ser candidato a la gubernatura y ahora hay unidad y están caminando y trabajando juntos.