Ciudad de México.- El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, negó este martes haber tenido relación con Emilio Lozoya cuando este fue director de Petróleos Mexicanos (Pemex), rechazando por tanto que haya cometido acto alguno de soborno.

"Reto al señor Lozoyea a prsentar una sola prueba de ello, a cambio presentaré demanda por daño moral", sentenció.

A través de un mensaje difundido en sus redes sociales, el político insistió que "nunca hablé con él telefónicamente, menos lo vi personalmente; por tanto, jamás le hice ninguna gestión de reubicación laboral de uno de mis hermanos de Guerrero a las oficinas centrales de Pemex, tan es así que hasta la fecha sigue siendo ingeniero en una planta de gasolina de esa empresa".

Agregó que no solicitó ni recibió dinero por su participación en la reforma energética o en otra actividad legislativa, cuando él fue senador

"Mi posición en la reforma energética fue públicamente en contra y de ello hay registros en el Senado; así como la del grupo parlamentario que coordiné", sostuvo.

Se espera que en su rueda de prensa matutina, Barbosa profundice sobre el particular, luego que Lozoya lo acusó de recibir sobornos millonarios, junto con otros seis exfuncionarios, para trabajar en favor de la Reforma Energética en el Gobierno de Enrique Peña Nieto.