México. Notimex.- A 10 días que se celebren las elecciones a la gubernatura de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por los partidos Morena, PT y PVEM, se declaró contento, “satisfecho del deber cumplido, pero no confiado”.

En entrevista con medios de comunicación el candidato, quien por segunda ocasión busca la gubernatura de Puebla, invitó a los ciudadanos a votar por él, el próximo 2 de junio, “porque he acreditado que soy el candidato que representa la mejor propuesta”.

Barbosa Huerta también se describió como el candidato que ha hecho el mejor esfuerzo en todo el estado para mantener el diálogo con la gente, hacer una construcción permanente con todos los sectores de la población y tener un programa de gobierno avanzado y progresista.

Precisó que no se confía de los 45 puntos que tiene de ventaja sobre su más cercano contendiente, Enrique Cárdenas Sánchez, candidato común por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, y quien acusó que hay una elección de Estado.

El candidato Barbosa Huerta también rechazó el señalamiento del PAN en el que acusa que en víspera la Secretaría del Bienestar en Puebla comenzó a repartir las tarjetas a los beneficiarios. Dijo que no hay relación una cosa con otra, no hay vínculo entre la campaña y la distribución de las tarjetas.

“La elección de estado fue la de 2018 y les consta a muchos, ahora los del PAN hicieron una elección sentados, están estableciendo sus argumentos de derrotados, patadas de ahogado, de derrotados por flojitos. Acusan a la federación por haber entregado tarjetas, que son otra cosa distinta a la campaña y fuera de la campaña”, añadió.

Barbosa Huerta también auguró que tras los resultados del 2 de junio, que el PAN judicializará la elección, “pero habrá una diferencia tan grande que quedarán en ridículo, pero todos tienen el derecho de judicializar. Enrique Cárdenas no hace campaña, hace guerra sucia, es un candidato”.