En el plantón de los trabajadores en la Dirección de Servicios Públicos Municipales, la mayoría son mujeres, las que todos los días barren las calles de la ciudad. Ellas piden aumento salarial, seguridad y equipamiento.

Por barrer las calles de Chilpancingo de 5:00 de la mañana a 1:00 de la tarde ganan 680 pesos semanales. Su horario normal es de 7:00 de la mañana a 3:00 de la tarde, pero prefieren comenzar dos horas antes porque las vías están vacías y pueden hacer más fácil su labor, pero también lo hacen para evitar el sol.

“Cuando comienzas a las 7:00 ya hay muchos carros, no puede barrer bien, pero a mí una vez ya me atropelló una combi, así que prefiero comenzar más temprano”, narró una de ellas.

Sin embargo, comenzar dos horas antes sólo les trae ventajas mínimas. Trabajar de noche en las calles de Chilpancingo no es seguro.

“A mí —dice otra de las paristas— la otra vez me corretearon hasta que me alcanzaron, querían robarme, pero les enseñé mi bolsa les dije que traía nada, se quedaron contentos y se fueron”.

A ninguna de las trabajadoras de la Dirección de Servicios Públicos le alcanzan los 680 pesos semanales, con ese sueldo, dicen, sólo tienen deudas.