#Suave Patria

Basura nuclear amenaza al aeropuerto de Santa Lucía

La administración de Andrés Manuel López Obrador podría enfrentar este nuevo obstáculo en su afán por construirlo.

Por Redacción, 2019-06-10 13:10

México.- La administración de Andrés Manuel López Obrador podría enfrentar un nuevo obstáculo en su afán por construir el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL), debido a la existencia de un basurero de residuos nucleares a menos de 14 kilómetros de la base militar destinada a convertirse en la nueva terminal aérea.

De acuerdo con el diario Excélsior, el Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos (Cader) se encuentra cerca de la comunidad de Santa María Maquixco, en el municipio mexiquense de Temascalapa, y su operación está a cargo del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, dependencia de la Secretaría de Energía.

En las más de 900 cuartillas del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) presentado por la federación para construir la terminal, que sustituirá al cancelado Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) que se pretendía erigir en Texcoco, en ningún momento se menciona la existencia de este centro, que podría representar riesgos sanitarios.

La presencia de este basurero nuclear toma relevancia si se toma en cuenta que se encuentra muy cerca del acuífero Cuautitlán-Pachuca, que abastece a más de 7 millones de habitantes de tres entidades (Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo).

El artículo de Andrés Becerril también detalla que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció la presencia del Cader durante una reunión con habitantes del municipio de Zumpango, donde se construirá el aeropuerto de Santa Lucía, cuando el teniente coronel Luis Enrique Calderon declaró: El proyecto del nuevo aeropuerto se encuentra detenido en estos momentos luego de que un juez de distrito concediera una suspensión definitiva a las obras promovida por el colectivo No Más Derroche, impulsado y financiado por, entre otros organismos, la Coparmex y el IMCO.

#Suave Patria

Lozoya pedirá que Videgaray y Peña declaran en su caso

No sería una imputación contra los exfuncionarios, sino sólo como testigos de la compra ilegal.

Por Redacción, 2019-06-26 12:35

México. Notimex.- Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, anunció que pedirá a un juez federal que cite al expresidente Enrique Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray, para que den su testimonio acerca de la compra de Agronitrogenados.

En conferencia de prensa, negó que los estén imputando, pero tanto el expresidente como su exsecretario de Hacienda deben declarar como testigos en el caso de la compra de la planta por parte de Petróleos Mexicanos (Pemex), operación presuntamente irregular de la que es acusado su cliente.

Acompañado por su hijo, Javier Coello Zuarth, el abogado explicó que la solicitud al juez de Distrito se tendrá que hacer antes del 11 de julio, fecha en que está programada la próxima diligencia, y será el juzgador quien determine si es pertinente citarlos a declarar.

Coello Trejo afirmó que en este caso, Lozoya Austin no se acogerá a la figura de testigo protegido ni llegará a un arreglo con la Fiscalía General de la República (FGR), y sostuvo que su cliente se encuentra en México, pero que se presentará ante las autoridades cuando haya garantías, y recalcó que “no se necesita ser testigo protegido para decir la verdad”.

Sostuvo que su defendido “ha venido siendo objeto de una campaña pública de defenestración. Ante los medios de comunicación ha sido acusado, juzgado y condenado sin pruebas o evidencias, por hechos de los cuales él no es responsable”, por lo que, aseveró, “si quieren realmente encontrar y castigar a los culpables, no es al licenciado Emilio Lozoya al que tienen que voltear a ver”.

El abogado aseveró que tanto el expresidente Peña Neto como el exsecretario Luis Videgaray cuentan con evidencias sobre la compra de la planta, pues el Ejecutivo federal es quien gira instrucciones para que la empresa productiva del Estado realizara dicha compra, por lo que se le debe citar “para aclarar cuáles fueron sus instrucciones”.

Insistió sin embargo que no están formulando ninguna imputación, pues deberá ser la Fiscalía General de la República (FGR) la que determine si hay delitos qué perseguir, ya que “ellos sabían de estas compras de las plantas fertilizadoras”.

El abogado enfatizó que la adquisición de Agronitrogenados para rehabilitarla “tuvo el visto bueno y autorización de PMI Holding BV, y de los Consejos de Administración Norteamericana S.A. de C.V. y de PMI Infraestructura y Desarrollo, lo que también se hizo del conocimiento del Consejo de Administración de Pemex en el acta 865 con fecha del 17 de diciembre de 2013.

Los avalúos para la compra por parte de Pro Agro Industrias de las empresas y los activos, fueron realizados por el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda, por lo que, aseveró, es inexplicable que la fiscalía no esté investigando a la persona que firmó el contrato por parte de Agro Industria.

Añadió que tampoco se ha llamado declarar a la directora del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, pues según el Ministerio Público de la Federación, los avalúos fueron incorrectos, y por consiguiente, se debería de llamar al entonces secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Además, Peña Nieto tiene que declarar como testigo acerca de las instrucciones que le giró a los funcionarios, “para poner en práctica y cumplir con sus instrucciones comprometidas en el Pacto por México”.

En otro punto, Coello Trejo aseveró que va a probar “cómo vaciaron las arcas de Pemex”, que hubo «huachicoleo» y cómo ésta, por cada peso que recibió por la compra de la planta de Fertinal, destinó 80 centavos a la Secretaría de Hacienda, todo ello con información de la misma dependencia federal.

El abojado defensor de Emilio Lozoya advirtió que si en realidad se quiere acabar con la corrupción, se debe encontrar a los verdaderos culpables “caiga quien caiga”.

#Suave Patria

Migrantes claman por comida y medicinas en albergues de México

Guardias privados vestidos de blanco se quitaron el cinturón y golpearon a algunos migrantes extracontinentales.

Por Redacción, 2019-06-26 12:22

México.- «¡Ayúdame!, ¡ayúdame con mi hijo, está enfermo, está enfermo», suplicaba una mujer migrante originaria de Haití desde el centro de detención habilitado por el Instituto Nacional de Migración (INM) en las instalaciones de la Feria Mesoamericana, de Tapachula, México.

A las 8:00 horas, hombres y mujeres, desesperados por ver a sus hijos enfermos y sin medicamentos, intentaron salir, pero se los impidieron elementos de la Secretaría de Marina (Semar) habilitados como Guardia Nacional, junto con la Policía Federal, oficiales del Instituto Nacional de Migración (INM) y guardias de seguridad privada.

Testigos que pidieron el anonimato por temor a represalias indicaron que, presuntamente, guardias privados vestidos de blanco se quitaron el cinturón y golpearon a algunos migrantes extracontinentales.

“Los de blanco les estaban pegando con el cincho a los negritos. Yo soy extranjero, pero eso que les hacen está mal”, dijo un migrante hondureño que se encontraba en el lugar cuando inició la protesta.

“¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”, gritaban hombres y mujeres tras un portón negro que estaba cerrado. Al mirar por una rendija se observaba a una veintena de agentes migratorios, navales, policías federales y guardias de seguridad privada.

En un centro de detención del INM en Tapachula, Fabiola, procedente de Haití, clamaba por debajo del portón por ayuda para su hijo enfermo.

Los migrantes reclamaban la falta de alimentos, atención médica y la tardanza en los documentos de salida para que sigan su viaje a EE. UU., con el fin de pedir refugio.

Una mujer haitiana que se identificó como Fabiola, tirada en el piso junto al portón y entre lágrimas, clamaba ayuda para su hijo Pablo Andrés, de un año y dos meses de edad, quien, dijo, presentaba ronchas de picaduras de zancudo en todo su cuerpo.

Rescata el INM a 48 migrantes en Tijuana luego que el chofer del bus en que viajaban los pretendía dejar en esta frontera.

En medio de las botas de los militares, la mujer, quien no paraba de llorar, dijo que su hijo nació en Chile y que desde hace varios días se encontraba enfermo, al igual que muchos otros niños: “¡Ayúdame!, ¡ayúdame!, muchos días mi hijo enfermo, poquita comida, no hay agua potable, muchos zancudos”, suplicaba la mujer, mostrando las ronchas en el cuerpo del menor.

“¡Justicia, por favor! ¡Diez días estar sufriendo, ayúdame, la policía me pegó!”, denunciaba, mientras militares y guardias privados pateaban piedras, tierra y ramas sobre la cámara para evitar que se documentaran las protestas, lo cual motivó el enojo de los migrantes.

Otras mujeres también clamaban ayuda y denunciaron que no contaban con pañales desechables, y que había médicos, pero no medicina.

Mujeres migrantes extracontinentales claman ayuda para sus hijos enfermos y con hambre en un albergue habilitado por el INM.

“¡Ayúdame!, muchas personas aquí están sufriendo, nuestros hijos están enfermos, no comida, ayúdame, ya sufrí mucho”, suplicaba.

La Feria Mesoamericana, en el sur de Tapachula, fue habilitada por el INM como un centro de detención para extracontinentales, debido al sobrecupo que hay en la Estación Migratoria Siglo 21.

Mujeres, niños y hombres haitianos pagaron entre dos millones y dos millones quinientos de pesos para llegar a Baja California (México).

Los migrantes se mantenían sentados y acostados en el piso, exigiendo que los dejaran salir.

Luego de varias horas de diálogo con personal de Derechos Humanos del INM, a las 1:30 p.m. se les entregó su documento de salida a un centenar de ellos y fueron liberados; 18 fueron trasladados a la Estación Siglo 21 para su registro y más de 300 permanecen ahí a la espera de concluir su trámite.

#Suave Patria

Blanco pretende pacificar a Morelos con reformas legislativas

En el paquete que plantea el gobernador están la regulación del uso de motocicletas, aumentar penas contra la extorsión y sobre equipos de videovigilancia.

Por Héctor Raúl González, 2019-06-26 11:44

Morelos.- El gobierno de Cuauhtémoc Blanco busca que el Congreso del estado apruebe en el actual periodo ordinario de sesiones reformas en materia de seguridad.

Se trata de la denominada Ley de Videovigilancia, Ley de Tecnologías para la Seguridad Pública, Ley de Empresas de Seguridad Privada y reformas para tipificar como delito grave la extorsión, así como otra con la que buscan eficientar la regulación de las motocicletas que circulan en la entidad.

Aunque el cabildeo inició hace varias semanas, hasta ahora los diputados no han aprobado las iniciativas.

“Es una reunión de seguridad que vamos a tener con los diputados donde vamos a intercambiar una serie de opiniones respecto a los temas de seguridad y ver el tema de estas iniciativas y también el aumento de penas en el caso de extorsión y espero que terminando la reunión de seguridad ya haya una definición respecto de todos estos temas.

“Una es materia de videovigilancia, otra de seguridad privada, tecnología, son tres iniciativas, tenemos que discutir, además del tema de las motocicletas, cómo va a quedar, sobre todo no en un nuevo reglamento para las motos, sino en los permisos de circulación, porque es importante que todos los vehículos circulen con placas por la lectura de placas que hacen las cámaras de la Policía estatal”, dijo José Manuel Sanz Rivera, jefe de la Oficina de la Gubernatura.

Esta mañana diputados y representantes del Ejecutivo estatal sostienen un encuentro para analizar el contenido de las propuestas.