México.-Un bebé de dos años de edad quedó atrapado en el interior de una máquina de juguetes cuando visitó, junto con su familia, una pizzería en Alabama.

La madre del menor supo que su pequeño se había quedado dentro del estante porque su hija le avisó. Al principio no creyó lo que estaba pasando y consideró que la nena había exagerado un poco, fue hasta que se acercó rápidamente a la máquina cuando comprobó que era verdad lo que le había dicho.

Al ver a su pequeño Ezra atrapado en el interior del dispensador, Kelsey Ingersoll corrió hacia su esposo para solicitar ayuda. La mujer había entrado en pánico y aunque intentó desesperadamente liberarlo, sus esfuerzos fueron en vano.

Por fortuna los trabajadores del establecimiento llamaron a las autoridades locales para pedir ayuda. Fue cuando entonces llegaron integrantes del equipo de bomberos para desmontar cuidadosamente la máquina y rescatar al niño en 20 minutos.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10158162005625558&set=a.176857125557&type=3