México.-El camino hacia la pérdida de peso, específicamente la grasa del estómago, puede ser un proceso tan desalentador, especialmente cuando tienes que lidiar con la grasa obstinada del vientre. Además de acuerdo con algunos expertos, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte trajo obesidad a los mexicanos.

Los productos industrializados contienen grandes dosis de calorías, carbohidratos y azúcares que colaboran en el aumento de peso. El problema inició cuando ninguna regulación impedía la venta indiscriminada de productos chatarra, los cuelas fueron ganando terreno contra las verduras, frutas y alimentos más benéficos. Mediante comida que saciaba el apetito pero no ofrecía ningún beneficio, el mexicano comenzó a comer mal.

Hoy somos uno de los países con el mayor índice de obesidad en el mundo y por desgracia ocupamos el primero en obesidad infantil. ¿La solución? Cambiar de hábitos: ejercicios, dietas sanas y bebidas bajas en calorías que se pueden tomar durante la noche.

#1 Agua de jamaica o tamarindo.

Además de su delicioso sabor, estas bebidas son diuréticas y te ayudan a prevenir la retención de líquidos. Al beberlas reducimos la inflamación y nos hace sentir más ligeros.

#2 Agua de limón con chía

Esta bebida ayuda a quemar la grasa de manera más rápida ya que es rica en Omega 3. Es sencilla de preparar y muy refrescante.

#3 Té de Kombucha

Esta bebida probiótica es el resultado de la fermentación de miel y té rojo así como de una colonia de bacterias llamada SCOBY. Te ayuda a desinflamar el vientre.

#4 Té de manzanilla

Este en especial es muy sencillo de preparar y fácil de adquirir. Regularmente es usado para el dolor de estómago y para bajar inflamaciones, pero también te permite dormir más a gusto.

#5 Infusión de avena

Esta infusión te ayuda a desintoxicar tu estómago, te brinda ligereza por las noches y es fácil de preparar. Sólo necesitas remojar la avena por ocho horas, escurrirla y agregar 3 cucharadas a un vaso de agua.

#6 Agua helada

El cuerpo quema calorías o grasa para hacer que el agua fría se adapte a tu temperatura corporal. Según expertos con esta técnica puedes quemar hasta 250 calorías extra al día.

#7 Té de arándanos

Esta bebida reduce los niveles de glucosa en la sangre, haciendo que el cuerpo no almacene azúcares que se transforman en grasa y después en aumento de peso.