Guerrero.- Cientos de beneficiarios del programa federal Prospera, arribaron la mañana de este lunes a Chilpancingo para cobrar el apoyo debido a las nuevas políticas del gobierno federal.

Las dos sucursales del banco Bansefi fueron abarrotadas por cientos de personas que llegaron de toda la región Centro del estado para el cobro de dicho apoyo.

Los subsidios del programa Prospera varían dependiendo de la situación de los beneficiarios y cabe resaltar que algunas de las familias tuvieron que salir de sus comunidades desde las 5 de la mañana para llegar a la capital de Guerrero.

Las sucursales bancarias se ubican en la avenida Juan N. Álvarez, en el centro de Chilpancingo, y en la avenida Insurgentes, ubicada al norte de la ciudad, cerca del mercado principal.

"Llevamos aquí ya dos horas y creo que vamos a estar todo el día porque hay mucha gente. Nosotros venimos de una comunidad de Quechultenango, que está a tres horas de Chilpancingo", narró la señora María Torres, beneficiaria del programa.

De acuerdo con los testigos del lugar, anteriormente el apoyo llegaba directamente a sus localidades, sin embargo, por las nuevas políticas del gobierno los beneficiarios tienen que bajar directamente a las ciudades para cobrar.

La mayoría de beneficiarios, de municipios en la región Centro de Guerrero, han manifestado inconformidad por las nuevas políticas y aseguran que se tratan de acciones erróneas ya que parte del apoyo debe ser utilizado en transporte, además de que corren el riesgo de quedarse en Chilpancingo debido al excedente de usuarios de las sucursales bancarias.