Chilpancingo, Guerrero.- Sin un panorama claro en el funcionamiento de los programas sociales que serán coordinados por el nuevo gobierno federal, el secretario de Desarrollo Social de Guerrero, Mario Moreno Arcos, señaló que ningún beneficiario estará en riesgo de perder apoyos.

El funcionario estatal dijo que, por las modificaciones en los lineamientos de los programas sociales, los adultos mayores con 68 años cumplidos podrán ingresar al padrón de beneficiarios de dicha pensión, pero quienes no cumplan con el requisito continuaran recibiendo el apoyo económico.

Sin embargo, explicó que, a partir del 1 de diciembre, los adultos mayores serán beneficiados con una pensión bimestral de aproximadamente dos mil 500 pesos y formarán parte de un padrón único en todo el país.

Moreno Arcos se reunió ayer con María Luisa Albores, quien es la propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador para ocupar la Secretaría de Bienestar (actualmente Sedesol), para delinear la operatividad de los programas sociales que ahora serán coordinados por la nueva administración federal.

Otro de los temas que se abordaron en la reunión fue la ruta que se seguirá con otros programas, como el de becas a estudiantes de los distintos niveles de escolaridad y de los apoyos a personas con discapacidades.

La próxima funcionaria federal y Moreno Arcos pactaron un segundo encuentro para el próximo 7 de diciembre, es decir, una semana después de la toma de protesta de López Obrador, para continuar con el análisis del plan de trabajo que la Secretaría de Bienestar pondrá en marcha en Guerrero.