México.- Han visto a sus padres y amigos batallar con el pago de facturas médicas. Han pasado tiempo en España, Australia y otros países donde las personas no tienen la misma preocupación. Se preocupan del cambio climático. Los jóvenes que apoyan a Bernie Sanders se hacen la misma pregunta: ¿por qué las cosas no pueden ser diferentes?

“Los jóvenes son aspiracionales”, dijo Jaclyn Schess, de 24 años, investigadora de economía de la salud en la Universidad de Michigan. “Podemos ver lo que está sucediendo ahora sin agobiarnos por los fracasos del pasado y pensar que nuestro país merece algo mejor... Podemos hacerlo”.

Mientras Sanders se enfrenta al ex vicepresidente Joe Biden por la nominación presidencial demócrata, el apoyo más duradero para el senador de Vermont proviene de votantes menores de 30 años como Schess. Se sienten conmovidos por la visión de Sanders para el país: de un lugar donde todos tienen atención médica, la universidad es gratuita y los ricos y las empresas no tienen más influencia política que los maestros y los estudiantes.

No creen que sus ideas sean poco realistas o inasequibles. Para ellos, el argumento principal que el presidente Donald Trump y otros han usado contra Sanders _que es un “socialista” que quiere dar todo gratis_ no da miedo y puede ser un punto a su favor.

Esos jóvenes votantes siguen siendo la columna vertebral del esfuerzo de Sanders, aunque no fueron suficientes para superar a Biden en el Supermartes. El senador ganó cuatro estados de 14, incluido California, con el apoyo del 57% de los votantes menores de 30 años, según las encuestas de AP VoteCast en ocho de los estados donde hubo votaciones el 3 de marzo.

Pero esos jóvenes votantes representaron solo el 15% de los votos, presionando a Sanders para aumentar esa participación o ampliar su atractivo, o ambos, a medida que la carrera avanza a Michigan, Washington, Missouri, Mississippi el martes y en otros lugares después de eso.

El estado con más delegados esta semana será Michigan. Sanders derrotó a Hillary Clinton allí en 2016, gracias en parte al fuerte apoyo en los condados que albergan universidades.

Una gran parte del éxito de Sanders es que ha empoderado a los votantes más jóvenes y les ha hecho sentir que son parte de un movimiento de una manera que pocos políticos lo han hecho desde Barack Obama en 2008, dijo John Della Volpe, director de encuestas del instituto de política en la Escuela Harvard Kennedy.