Vecinos de la colonia Hermenegildo Galeana bloquearon dos calles de Chilpancingo para exigir a las autoridades estatales que dote a la colonia de agua potable, de la que carecen desde hace dos meses.

Los manifestantes se instalaron a la entrada de la colonia, sobre las calles 13 de Abril y Mariscal, y aseguraron que más de dos mil familias de varias colonias del nororiente de la capital han sido afectadas por la falta del servicio.

Reprocharon que hace dos meses la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (CAPACH) decidió cortarles el servicio sin cumplir ni siquiera la promesa de dotarles de agua una vez por semana.

Uno de los vecinos afectados, Rubén Campos Castro advirtió que, ya que no es la primera vez que realizan acciones de protesta, intensificaran sus acciones a fin de obligar a la administración del alcalde, Marco Antonio Leyva, a que cumpla con la dotación de agua potable.

“Vamos a esperar un rato en lo que nuestros vecinos que trabajan concluyan su jornada y se sumen al movimiento para hacer otras acciones”, indicó.

También dijeron que los choferes de pipas de agua cada vez cobran más caro por llevarles agua, situación que su economía no puede solventar.

Asimismo, calificaron como una burla las declaraciones del secretario general del Ayuntamiento, Gustavo Adolfo Morlet Berdejo quien hace unos días, a través de su cuenta de Facebook, escribió que él había enviado la lluvia para resolver la demanda de agua.

“Es una burla para quienes tenemos dos meses sin agua y además aquí ni llovió”, reprochó Campos Castro.

También dijeron estar enterados de que estudios recientes determinaron que el agua potable de la capital tiene coliformes fecales, pero reiteraron que aún contaminada necesitan el servicio ya.