Vecinos de las colonias Guerrero y Alianza Popular de Chilpancingo, bloquearon desde las 10 de la mañana las calles Leona Vicario y Heroico Colegio Militar, pues sufren la falta de agua potable desde hace dos meses.

Los manifestantes cerraron las calles con piedras y cubetas para exigir la presencia de las autoridades municipales correspondientes, y doten del servicio público a los vecinos de las colonias.

Aseguran que el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena ha incumplido con la promesa de que las colonias de la capital no sufrirían de escasez del líquido.

Cabe destacar que el pasado día viernes, el síndico Miguel Ángel Hernández indicó que sí hay suficiente agua en Chilpancingo, capital de Guerrero, pero que el problema de su distribución es culpa de los fontaneros.

Los manifestantes señalaron que el encargado de las válvulas de las colonias abre sólo por una noche las llaves para abastecer a los vecinos.

"El señor dice que la instrucción es que solamente abran unas horas las válvulas y no nos alcanza ni para llenar nuestras cosas", manifestaron.

Sin embargo, aseguran que los recibos de agua aumentaron desmedidamente de precio por lo que cuestionaron en qué se usan los recursos que recaba la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach).

Hasta el momento ninguna autoridad presente.