Chilpancingo.- Trabajadores administrativos de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), tomaron las oficinas y cerraron avenidas en Chilpancingo en protesta por no haber recibido sus pagos correspondientes a la segunda quincena del mes de septiembre.

Cientos de empleados llegaron al edificio de la Dirección General y Administración de Personal de la SEG y bloquearon la avenida Vicente Guerrero a la altura de la secundaria “ESFAID”, debido a que los pagos que tuvieron que hacerse desde el día miércoles, no se han reflejado.

“Hay más de 20 mil plazas docentes y administrativas que fueron otorgadas sin techo presupuestal por el Gobiernos del Estado de Guerrero, estas plazas no están reconocidas por la federación por lo que los trabajadores ahora afectados no fueron integrados al Fondo de Aportaciones por la Nómina Educativa (FONE)”, detalló Reyna Bello de Jesús, integrante de las Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero.

PROTESTA SEG1_800x400

La CETEG se incorporó a las actividades de protesta en apoyo a los trabajadores administrativos que ya no recibieron sus respectivos pagos y anunciaron que continuarán en la lucha de la defensa de la educación pública.

Reyna Bello recordó que la Coordinadora había vaticinado el recorte de personal debido al no reconocimiento de plazas como parte de las modificaciones laborales  por la Reforma Educativa.

“Esta mañana 7 mil 500 trabajadores administrativos de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), no recibieron el pago de sus salarios, porque la federación no los reconoce y el estado no tiene recursos para cubrirlas”.

Explicó que de las más de 100 mil plazas que hay en el Estado de Guerrero, sólo 80 mil fueron atraídas por el Gobierno Federal y el resto las ha seguido pagando el Gobierno Estatal, pero tomando recursos de otros ramos ajenos al sector educativo.

La dirigente sindical, advirtió que si estas 20 mil plazas no son integradas al FONE, no habrá ninguna certeza de que el estado siga pagándolas, y podrían desaparecer y dejarlos sin empleo.

Detalló que son cerca de 3 millones y medio quincenal que se pagan a trabajadores de confianza, donde algunos ganas salarios de hasta 75 mil pesos, cuando los salarios de la base, son de apenas 3 mil pesos, y el gobierno se niega a reconocerlos.

Adelantó que en la siguiente jornada de lucha de la CETEG, una de las principales exigencias será la incorporación de estas 20 mil plazas docentes al FONE, porque de lo contrario seguirán en la incertidumbre presupuestal y de continuar los recortes al presupuesto en educación, pronto podrían ser despedidos.

Los trabajadores mantuvieron tomadas las oficinas hasta después del mediodía, cuando les informaron que los depósitos habían empezado a realizarse, y emitido los cheques de quienes cobran con esta modalidad.