Chilpancingo, Guerrero.- Entre golpes y empujones, el precandidato por el Frente Ciudadano por México en Guerrero para ocupar la diputación por el distrito federal 08, Ángel Aguirre Rivero, abandonó el arranque de su precampaña política en un conocido salón del municipio de Ayutla, en la Costa Chica de Guerrero.

Minutos antes de las 12 del mediodía, diversos personajes de la política en Guerrero se concentraron en el municipio de Ayutla para respaldar la candidatura del defenestrado exgobernador Ángel Aguirre Rivero, señalado por el movimiento social como principal responsable de la desaparición de 43 alumnos de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala. Apenas se presentaban los personajes en el presídium, cuando padres de familia de los normalistas desaparecidos, junto con alumnos de la normal rural Raúl Isidro Burgos, irrumpieron en el lugar y al grito de “asesino”, llegaron hasta el frente de Aguirre Rivero. Entre empujones y algunos golpes con personal de seguridad del exgobernador, los manifestantes lograron tomar el presídium y con fotos de los normalistas desaparecidos exigieron castigo para Aguirre Rivero por los hechos en 2014 en la ciudad de Iguala. Debido a la acción, el pre candidato quedó encerrado arriba del templete y resguardado por personal de seguridad y políticos afines como la diputada Silvia Romero Suárez; el secretario general del PRD en Guerrero, Alberto Catalán y el ex secretario de seguridad pública, Ramón Almonte Borja. “Ángel Aguirre tiene las manos manchadas con la sangre de Ayotzinapa, exigimos justicia y que Ángel Aguirre sea encarcelado”, manifestó el vocero de los padres de familia, Melitón Ortega a unos metros del ex gobernador. Entre gritos de reclamo y algunos de apoyo a Ángel Aguirre, los padres lograron llegar hasta el precandidato quien por primera vez, luego de la desaparición de los normalistas, trato de dialogar con los manifestantes. En su intento de discurso con los padres, Aguirre Rivero afirmó que: “no tengo nada de qué avergonzarme” y ofreció entablar una línea de investigación conjunta, acción que los manifestantes rechazaron. “No busquen en el gobierno de Ángel Aguirre a los culpables de los asesinatos del 12 de diciembre. Fue el Gobierno Federal, la Policía Federal quien mató a los estudiantes en la carretes y ustedes no dicen nada de eso durante el gobierno de Felipe Calderón”, trató de justificar Aguirre Rivero. Luego de la protesta, Aguirre, se retiró del salón sin haber iniciado de manera oficial su evento de arranque de pre campaña.